La Guardia Civil maneja una pista "solvente" sobre el caso de Amy

  • La hipótesis de una fuga voluntaria de la joven de 15 años cobró ayer más fuerza · 250 agentes realizan una gran batida de cinco horas en Mijas

La resolución de la desaparición de Amy Fitzpatrick, la joven irlandesa de 15 años cuyo paradero se desconoce desde el pasado 1 de enero, cuando caminaba de noche hacia la urbanización Las Lomas de la Riviera de Mijas, está cerca. Fuentes cercanas al caso señalaron que en las últimas horas se han obtenido una serie de pistas "fiables" que ayudarían a localizar a la menor, en un espacio corto de tiempo. Los investigadores manejan la posibilidad de que la menor podría encontrarse en una vivienda de la zona, aunque no ha trascendido si por voluntad propia o a la fuerza.

A estas pesquisas hay que unir las labores de búsqueda que se están realizando desde el día 3 y que ayer congregaron a unos 250 efectivos de distintos cuerpos de seguridad.

Las citadas fuentes se mostraron muy optimistas sobre el desenlace del caso ya que en las últimas horas se ha encontrado una línea de investigación "muy solvente" y que podría dar sus frutos próximamente. Las gestiones del Instituto Armado se han reactivado y el final de la búsqueda podría estar cerca. Aunque no se descarta ninguna hipótesis por ahora, la que ha cobrado fuerza es la de una presunta fuga voluntaria, ya que la joven tenía antecedentes en este aspecto y recientemente había discutido con su madre por el retraso de un viaje a Irlanda. Los esfuerzos se centran en la localización de una vivienda de la zona donde Amy Fitzpatrick estaría oculta, además de analizar su entorno y posibles amistades o relaciones. Las gestiones continuarán hoy, al igual que las labores de búsqueda que se retomarán a las nueve, después de que efectivos de los cuerpos de seguridad peinasen ayer unos seis kilómetros cuadrados. El dispositivo contó con agentes de la Guardia Civil y de la Policía Local de Mijas, miembros de Emergencias 112, bomberos, Protección Civil y Cruz Roja. La búsqueda estuvo apoyada desde el aire por dos helicópteros y en tierra por varios perros. Los voluntarios que participaron en el rastreo, entre ellos Ashley Rubio, la amiga de la adolescente que la vio por última vez antes de su desparición, encontraron diversos objetos que llevaron a los investigadores.

La madre de la desaparecida, Audrey Fitzpatrick, ofreció ayer una multitudinaria rueda de prensa en la que informó de que los objetos recabados en el rastreo que le mostraron no pertenecían a su hija. Audrey destacó que quieren pensar que se trata de una "trastada" de Amy que se le haya podido ir de las manos. La mujer se dirigió a su hija pidiéndole que "si estás ahí y crees que es el momento, no tengas miedo de volver a casa".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios