Operación antidroga

Detenidos tres empresarios almerienses por tratar de distribuir por Europa 12 toneladas de hachís

  • Los arrestos se produjeron el pasado día 27 en las localidades almerienses de La Mojonera y Aguadulce

Comentarios 1

Agentes de la Guardia Civil de la Comandancia de Almería y Policía Judicial francesa detuvieron a los responsables de tres empresas de transporte internacional de mercancías afincadas en Almería identificados como Juan Q.F., de 46 años, Enrique M.L., de 42 años, ambos con domicilio en Adra (Almería), y Juan José M.G., de 49 años y vecino de Aguadulce (Roquetas de Mar, Almería), acusados de un delito contra la salud pública por fletar camiones con un total de al menos 12 toneladas de hachís hacia Centroeuropa.

Según informó la Comandancia, las detenciones se produjeron el pasado día 27 en las localidades almerienses de La Mojonera y Aguadulce por agentes de la unidad orgánica de Policía Judicial de Almería junto con una comisión rogatoria de los Juzgados de Burdeos (Francia), compuesta por el vicepresidente de la Sala y el fiscal del Tribunal de Gran Instancia de Burdeos, dos gendarmes y un policía.

Los actuantes montaron un dispositivo encaminado a la detención de los encargados de la logística para la introducción en Francia, a través de camiones procedentes de Almería, de grandes cantidades de hachís que luego se distribuían en otros países centroeuropeos.

Para ello, la Policía Judicial francesa y la Guardia Civil mantuvieron distintos contactos e intercambio de información, que culminó con el traslado de la comisión rogatoria a Almería, donde realizaron seis registros simultáneos en los domicilios y empresas regentadas por los empresarios en Aguadulce, La Mojonera y Adra.

Los detenidos, responsables de empresas dedicadas al transporte internacional de mercancías, eran los encargados de fletar camiones con cargamentos de hachís que, tras ser introducidos por diversos procedimientos en la provincia de Almería, eran aprehendidos en Francia, donde los agentes se incautaron de casi 12 toneladas de la sustancia estupefaciente.

Como resultado de los registros, por el dispositivo franco-hispano intervino abundante documentación y 150.000 euros en metálico que fueron localizados en una caja fuerte de una de las empresas inspeccionadas.

Tras las detenciones, el juzgado francés encargado del caso dictó una Orden Internacional de Detención, motivo por el cual, los imputados, todos con antecedentes policiales y detenciones anteriores por delitos contra la salud pública, fueron trasladados hasta Madrid y desde allí a Burdeos para su entrega al Tribunal de Gran Instancia de esta ciudad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios