Detenido un falso mensajero postal por una treintena de estafas

  • El individuo, arrestado durante un dispositivo especial, recopilaba datos de las víctimas para ganarse su confianza

Robaba la correspondencia de sus víctimas para conocer sus interioridades y utilizar esa información para ganarse su confianza. No dudaba en intimar con ellas hasta vencer su posible incredulidad y, cuando éstas habían bajado las defensas, las timaba. Un individuo ha sido detenido por la Policía Nacional en Málaga acusado de una treintena de estafas que perpetraba haciéndose pasar por mensajero postal y a las que pedía dinero por la entrega de paquetes inexistentes. El estafador centraba sus objetivos en personas de avanzada edad.

El arresto se llevó a cabo el martes por parte de agentes de la comisaría de Distrito Este y el detenido estaba especializado en realizar estafas continuadas. Para ello engañaba a sus víctimas, previamente seleccionadas, de forma que se beneficiaba económicamente de forma inmediata.

La Comisaría Provincial informó en un comunicado de que las investigaciones se iniciaron hace dos meses y después de que se recibiesen una serie de denuncias de estafados cuyo modus operandi era similar. Los agentes decidieron establecer un dispositivo que finalmente permitió identificar y detener al estafador.

Según se deduce de las investigaciones, el individuo recababa información personal de las víctimas potenciales y de sus familiares, obteniendo tanto los datos de afiliación como determinadas circunstancias personales que posteriormente usaba a fin de ganarse la confianza de las mismas.

El engaño consistía en presentarse en el domicilio de la víctima con el pretexto de entregarle un envío postal cuyo destinatario sería un familiar, normalmente un hijo, que a su vez lo estaría esperando.

Para formalizar la entrega la víctima firmaba un documento de recepción y le entregaba una cantidad de dinero, normalmente entre 30 y 90 euros. Una vez que tenía en su poder el dinero y el documento firmado, con la excusa de ir a buscar el paquete al coche, desaparecía del lugar y emprendía la huida.

El detenido, cuya identidad se corresponde con las iniciales P. M. R. L. de nacionalidad española y 44 años de edad, tiene numerosos antecedentes policiales por hechos similares, según señaló la citada fuente.

No es la primera vez que se realiza este fraude en la provincia, ya que en municipios limítrofes de la capital se han detectado casos realizados por falsos carteros que no escatiman en detalles, como el uniforme. La Policía recomienda adoptar precauciones y comprobar con el supuesto destinatario si realmente ha enviado algún paquete postal.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios