Cae en Chiclana una banda que obligaba a ejercer la prostitución

  • La Guardia Civil detiene a siete personas que retenían a una brasileña en su domicilio

La Guardia Civil ha desmantelado en Chiclana (Cádiz) una banda cuyos integrantes están acusados de delitos de detención ilegal relativos a la prostitución, tráfico ilegal e inmigración clandestina con fines sexuales. En el momento de la detención estas personas retenían a una mujer brasileña en domicilio. Los hechos se remontan al pasado 28 de abril, cuando los agentes fueron requeridos para que acudieran a un domicilio de la calle Palomar de Chiclana, donde una mujer "muy alterada" se encontraba rompiendo el mobiliario de la casa y varios cristales de algunas ventanas. Esta mujer, de origen brasileño, manifestó encontrarse en dicho domicilio en contra de su voluntad, siendo obligada a ejercer la prostitución.

La Guardia Civil abrió una investigación, que posibilitó el descubrimiento de una trama que se dedicaba a alquilar pisos para usarlos como tapadera de prostíbulos, ya que en ellos instalaban a mujeres para que ejercieran la prostitución.

Según narró la víctima a los agentes, llegó a España desde Italia de manera ilegal, donde fue recogida por otra mujer bajo el engaño de que trabajaría como empleada de limpieza en un establecimiento de venta de automóviles. Cuando llegó a Chiclana, fue alojada en el piso de la calle Palomar, donde estuvo retenida en contra de su voluntad y obligada a ejercer la prostitución. Las salidas a la calle para realizar alguna gestión en particular, comentó, se realizaban siempre en compañía de algún miembro de la trama.

Además, explicó que el dinero que obtenía con su trabajo se lo quedaba la jefa de la trama, de nacionalidad brasileña, bajo el concepto de deuda por el desplazamiento y el alojamiento, obligándola a prostituirse para condonar la referida deuda.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios