Bruselas investigará las responsabilidades en el caso del 'New Flame'

  • El órgano se hace cargo de la petición del Defensor del Pueblo Europeo.

La Comisión Europea se ha hecho cargo, a petición del Defensor del Pueblo Europeo, de las investigaciones para dilucidar las responsabilidades de las administraciones en la retirada de los restos del barco chatarrero New Flame, encallado en la Bahía de Algeciras, frente a Gibraltar, durante un año.

La decisión ha sido anunciada hoy en rueda de prensa por el Defensor del Pueblo Andaluz, José Chamizo, quien abrió una queja de oficio sobre el retraso por las labores de retirada del barco y la chatarra que contenía y pra esclarecer lo que ha calificado como «el miedo a una nueva forma de agresión» al medio ambiente en la Bahía de Algeciras.

Tras la colisión sufrida por el New Flame el 12 de agosto de 2007 y a la vista de la "preocupante" dilación en las labores de retirada del buque, la Oficina del Defensor actuó para verificar si las autoridades estaban cumpliendo con la normativa medioambiental europea.

La institución remitió, asimismo, una comunicación al Defensor del Pueblo Europeo, Nikioforos Diamandouros, para solicitar su intervención.

Ahora, el Defensor Europeo ha trasladado la investigación a la Comisión Europea para que desarrolle las investigaciones "pertinentes y determine si ha existido algún tipo de incumplimiento del derecho comunitario.

"El proceso será lento y confieso que esperaba mayor agilidad, pero al menos hemos conseguido que el Defensor del Pueblo Europeo remita oficialmente la situación», ha explicado Chamizo.

En su opinión, el hecho de que el Defensor haya trasladado el caso a la Comisión Europea implica que hay «algún indicio» de incumplimiento de la ley medioambiental, lo que en su opinión "señala" a las autoridades gibraltareñas.

"No sería la primera vez que la Comisión Europea sanciona al Reino Unido por incumplimiento de la normativa comunitari, ha señalado Chamizo.

La Junta de Andalucía mantiene dos reclamaciones, una contra la aseguradora del barco y otra contra el Reino Unido.

El barco encalló hace más de un año tras colisionar con el petrolero Torm Gertrud en aguas administradas por el Gobierno de Gibraltar.

Desde esa fecha ha ocasionado varios vertidos en las playas de la Bahía algecireña y, tras varios intentos de rescate, la empresa Titan Salvage continúa con el salvamento del buque, que está siendo troceado.

El Gobierno autonómico reclamó en febrero judicialmente 103.743 euros a The Swedish Club Internacional, la aseguradora del New Flame, cantidad en la que valora los costes de limpieza de las playas de la Bahía de Algeciras afectadas por los vertidos ocasionados por el chatarrero.

También denunció al Reino Unido ante la Comisión Europea por lo que calificó una actuación "negligente" tras la encalladura del New Flame.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios