Arenas mejora el modelo de financiación del PP

  • La Ponencia Económica propone "aumentar" el Fondo de Compensación Interterritorial y el PP-A pide su "duplicación"

Comentarios 1

El PP-A mató ayer dos pájaros de un tiro: zanjó su discrepancia con los populares valencianos sobre financiación autonómica y sentó las bases de su modelo. Un sistema sustentado en el principio de multilateralidad, el criterio de población, la duplicación del Fondo de Compensación Interterritorial (FCI) y, sobre todo, el mantenimiento del fondo de suficiencia, origen de la trifulca ante la sintonía inicial mostrada por el Gobierno popular valenciano y el Tripartito catalán para su recorte.

Pero su propuesta de financiación supera a la contenida en la Ponencia Económica redactada por la dirección del partido para el XVI Congreso Nacional. Pese al alto nivel de coincidencia en criterios y principios, en el documento a debatir en junio no se menciona el fondo de suficiencia y del FCI tan sólo se recoge "la apuesta por aumentar la dotación", expresión que dista mucho de la duplicación que pide el PP-A.

No obstante, el modelo presentado por el presidente del PP-A, Javier Arenas, contó precisamente con los parabienes de quien ha dirigido la ponencia, el consejero de Economía de la Generalitat Valenciana, Gerardo Camps, con el que ayer protagonizó la escenificación de la sintonía entre los populares valencianos y andaluces en unas jornadas sobre financiación autonómica organizadas en Sevilla. Una reunión en la que Camps se afanó por minimizar la polémica repitiendo que "lo mismo" que defiende ahora en Andalucía ya lo defendió en Cataluña.

"Me reuní con Antoni Castells -consejero de Economía del Gobierno catalán- y lo que dije con él en Barcelona es lo mismo que puedo decir con Javier Arenas en Sevilla", subrayó, pese a que en aquella ocasión manifestó su "plena coincidencia y el diagnóstico en financiación autonómica" hecho por Castells. Además, hizo gala de su capacidad para el diálogo al sentarse a hablar sobre financiación con el PSC, algo que dijo que "no puede" hacer el presidente andaluz, Manuel Chaves, con su homólogo catalán, José Montilla, aun siendo del mismo partido.

Por si quedara duda alguna sobre la posición de la Generalitat valenciana, apelando a la validez del modelo actual, Camps reiteró la necesidad de su "revisión" en función de la variable de población, duplicar el FCI y "no tocar" el fondo de suficiencia, criterios que deben llevar a la "unanimidad" en el acuerdo final.

A la ya de por sí compleja negociación de la financiación autonómica, el PP quiso añadir un elemento más: la financiación local. En una prueba más de entendimiento, Arenas y Camps anunciaron la apuesta decidida de su partido por que este debate no sea "menor" sino que se desarrolle de manera simultánea.

El Gobierno andaluz pidió ayer al PP-A que abandone las polémicas "estériles y el ruido" en este debate y le instó a que ofrezca propuestas y voluntad de acuerdo para conformar una posición común en la comunidad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios