Fallece un taxista tras recibir un impacto de bala en León

  • La Guardia Civil apunta que pudo haber sufrido un atraco o una agresión

Un taxista de Ponferrada (León) falleció en la madrugada de hoy tras recibir un impacto de bala en el término municipal leonés de Las Ventas de Albares, según informaron fuentes de la Guardia Civil y del Servicio de Emergencias 112.

El suceso se produjo sobre las 4.00 horas de la madrugada de hoy. El cuerpo sin vida de José Miguel Alves Merayo, de 35 años y natural de Ponferrada (León), fue hallado cuando un hombre, que viajaba con su coche por la N-VI, vio el taxi del fallecido empotrado contra un árbol en una zona de aparcamiento que se encuentra junto a la N-VI, denominado camino de Las Llamas.

El vehículo, un Skoda Octavia, con matrícula 6851 CLZ y con licencia número 59, presentaba un pequeño impacto en la aleta delantera izquierda, producto del golpe con el árbol, y tenía las luces encendidas, pese a que la batería estaba casi agotada.

Tendido en el suelo boca abajo, a poca distancia de la puerta del conductor, fue localizado el cuerpo sin vida del taxista, y junto a él un casquillo disparado con una pistola de bajo calibre, según las primeras investigaciones de la Guardia Civil.

La Guardia Civil indicó a los efectivos del 112 que asistieron a la zona para confirmar el fallecimiento del hombre que el taxista podría haber sufrido un atraco o una agresión.

El presidente de la Asociación de Taxistas de Ponferrada, Raúl Jato, expresó su consternación por la muerte de José Miguel Alves, a quien calificó como "un chaval muy majo, con un gran desparpajo y con unas ganas enormes de trabajar".

Jato explicó que José Miguel Alves se encontraba sobre las 22.30 horas de ayer en la Estación de Autobuses de Ponferrada cuando alguien llamó a la centralita solicitando un servicio y la víctima se dirigió entonces a recoger al cliente. "Desde entonces no se volvió a saber nada. Desconocemos qué pudo ocurrir, no hay ninguna pista", declaró el máximo responsable de los taxistas de Ponferrada, quien añadió como dato curioso que el fallecido fue hallado con dinero en efectivo.

El taxista fallecido estaba soltero, vivía con sus padres en Ponferrada y llevaba cuatro meses trabajando en este sector, que cuenta en la localidad leonesa con sesenta y cinco licencias.

Todos los profesionales del taxi de Ponferrada iniciaron ya hoy un paro de veinticuatro horas en señal de duelo por el asesinato del compañero, al tiempo de que permanecen concentrados ante las puertas del Cuartel de la Guardia Civil de la localidad donde en estos momentos está siendo inspeccionado el turismo de José Miguel Alves con el fin de hallar pruebas que conduzcan a la identificación y detención del autor de los hechos.

El presidente de los taxistas de Ponferrada apuntó que los taxistas ponferradinos tienen también previsto organizar una marcha fúnebre con todos sus vehículos, coincidiendo con los actos fúnebres que se oficien por el alma del compañero asesinado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios