Balance del Domingo de Ramos

A La Paz le gusta el cambio

  • El hermano mayor Ignacio Ortiz se muestra muy satisfecho tras la vuelta a la iglesia de San José pero reclama una carrera oficial más corta

Comentarios 1

El día después de un cambio tan drástico en una cofradía como es el de sede canónica como el que ha llevado a cabo Borriquita, es tiempo de análisis. Uno somero porque el profundo vendrá más adelante cuando se sienten todos los miembros de la Junta de Gobierno. El hermano mayor de la corporación de La Paz, Ignacio Ortiz Acero, estaba ayer muy satisfecho con la nueva experiencia que no vivía esta hermandad desde hace más de 40 años.

Ortiz dijo que el balance que podía hacer era "muy positivo" tanto por la expectación que se creó para ver la salida de la hermandad desde la iglesia de San José como por cómo se habían afrontado los inconvenientes de una jornada muy desapacible por el fuerte viento de levante que obligó a que se tuviera que modificar el recorrido, pasando por García de Sola y las calles de dentro y eliminando la posibilidad de la menos resguardada avenida.

Ortiz lanzó palabras de elogio por el comportamiento tanto de todo el cortejo, empezando por los propios penitentes, los acólitos, los capataces, las dos cuadrillas de cargadores e incluso las bandas.

Donde sí que quiso incidir el hermano mayor de La Paz es en la actual configuración y la extensión de la carrera oficial "que no es la más adecuada para las cofradía que venimos desde Puertatierra. Nos vemos obligados a llegar muy lejos de nuestra sede". En este sentido, uno de los principales damnificados son los más pequeños de la procesión "aunque eso es normal y logico", teniendo en cuenta lo dicho anteriormente, la cantidad de tiempo que necesitan para cubrir la carrera oficial.

Una de las cosas que llamó la atención el Domingo de Ramos fue la velocidad a la que llegó esta cofradía al casco histórico, algo que tiene su explicación, según Ignacio Ortiz, "en que había que llegar lo antes posible por el fuerte viento y pasar rápido zonas como el Portillo y otras donde pegaba muchísimo el levante".

Ortiz deja claro que el cambio de sede del Carmen a San José ya no tiene marcha atrás, por lo menos en un plazo considerable de tiempo: "Desde luego con esta junta de gobierno ya no se va a hacer".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios