La janda

Noche de sentida penitencia

T res hermandades cumplían ayer con su recorrido oficial en la comarca de La Janda. La primera de ellas salía pasadas las ocho de la tarde de la iglesia parroquial del Mártir San Jorge de Alcalá. A los sones de la Agrupación Musical Los Remedios de Chiclana partía el Cristo, que llevaba un exorno floral compuesto por lirios lilas. Minutos más tarde, y a los sones de la Banda de Música de Medina Sidonia, salía el paso bajo palio con la Virgen y San Juan Bautista, cuya decoración floral estaba compuesta por margaritas blancas, claveles blancos y rosas blancas elaboradas por los mismos miembros de la cofradía.

Entre las novedades que presentaba la Hermandad de Nuestro Padre Jesús Atado y Flagelado en la Columna, Nuestra Señora María Santísima de las Lágrimas y San Juan Apóstol estaban las telas con las que se decoraron las balconeras del barrio en el que se asienta esta parroquia y las cuatro cartelas que iban colocadas en las dos peanas del paso de misterio y de palio. Igualmente se estrenó una veintena de túnicas de penitencia, el ropaje del cuerpo de acólitos y una nueva cruz de guía.

En Barbate, la oración y el recogimiento protagonizaron la salida procesional de la Cofradía de la Sagrada Oración en el Huerto junto a la Virgen María de Gracia y Esperanza. El misterio lo cargaba la cuadrilla de Costaleros del Huerto, mientras que la virgen realizaba el recorrido con los costaleros de la barbateña Virgen del Carmen, cuyo paso estrenaba sus laterales.

Entre otras novedades también estaba un manto nuevo para la virgen, que ha sido donado por dos hermanas de la cofradía y que ha sido realizado en el taller Oración y Esperanza. El Cristo estrenaba una túnica de color blanco y bordada, que también ha sido donada. El ángel conciliador igualmente estrenaba su ropa. Otro detalle nuevo fue el llamador del paso de misterio.

La última de las citas del Martes Santo en la comarca se vivía a las puertas de la Capilla del Espíritu Santo de Conil, donde se esperaba para admirar la belleza del crucificado que es portado por tres hermanos penitentes en su recorrido procesional por el barrio de pescadores. Es conocido como el Cristo del Perdón o Cristo Marinero.

Este año se contemplaba como novedad el paso por la Carrera Oficial. Al conmemorarse el 425 aniversario del Nazareno, se contemplaba hacer una de las estaciones de penitencia a las puertas de la capilla de esta hermandad conileña. Posteriormente, en el libro de actas, se dejaría reflejo por escrito este encuentro.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios