"A sólo un día de comenzar las clases y no sé si puedo llevar a mi hijo al colegio"

  • El padre de un niño con autismo, que rehusó un cambio de centro, pide una respuesta

Comentarios 16

Falta sólo un día para que se inicie de manera oficial el curso para los alumnos de Infantil y Primaria y José Félix no sabe si su hijo podrá acudir a clase. No ha podido matricularlo en el centro en el que ha estado durante los últimos tres años, la Compañía de María. El colegio le negó la solicitud en junio al haberle asignado la comisión de escolarización una plaza en el aula específica del colegio Camposoto. Su intención, sin embargo, era que su hijo, diagnosticado con un transtorno del espectro autista (TEA), repitiera, lo que se conoce como flexibilización. Tras presentar recurso ante la Delegación Provincial de Educación el 16 de junio, todavía aguarda la respuesta de la Administración andaluza. "A sólo un día del comienzo de las clases", lamentan el padre y Joaquín Olmedo, el abogado al que han recurrido.

En el mes de febrero los padres acudieron a una reunión de seguimiento en la que estaban presentes responsables del colegio y el equipo de orientación educativa de La Isla. En la cita se reconoció el avance del niño, aunque se abogó por que acudiera al aula específica existente en el Camposoto. En ella, explica José Félix, se atiende a niños con necesidades educativas especiales y sólo van a clase con el resto de alumnos en horas contadas, algo que no gustaba a los progenitores. "Lo que necesita mi hijo es integración, seguir en un entorno conocido", comenta. Por eso, puso sobre la mesa la posibilidad de que repitiera curso en el centro, opción que la legislación vigente contempla. "Y no aceptamos el cambio", prosigue.

Los problemas llegaron en mayo cuando les llamaron para que recogieran un escrito de la comisión de escolarización en la que se informaba de que el pequeño tenía reservada una plaza en el aula específica. Sólo aceptaron recibirlo por email. En junio, cuando las solicitudes de matriculación debían entregarse, el colegio no se la facilitó. Tampoco aceptaron sellar un escrito en el que exponían la situación, y que terminaron mandando por burofax, al igual que a la Delegación. "Nos reunimos con el coordinador de la Delegación que nos dijo que mandarían un escrito al colegio para la flexibilización", señala José Félix. Sin embargo, desde el colegio se aseguró en burofax, a fecha de 12 de junio, que carecía de autorización para matricularlo puesto que tenía asignada una plaza en Camposoto. Recurren el 16 de junio ante Educación, que tiene para contestar un plazo de tres meses, lo que prolonga el periodo más allá del inicio del curso. "Y mientras mi hijo no está matriculado. No nos han dejado", critica.

Por el camino han quedado numerosos trámites administrativos, que se suman a las medidas cautelarísimas solicitadas ante el Juzgado para dejar en suspenso la decisión de la comisión de escolarización. Sin embargo, éstas no tienen aún resolución. Por eso, el pequeño no irá a clase mañana, aunque sus padres lo intentarán.

más noticias de SAN FERNANDO Ir a la sección San Fernando »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios