La zambomba como plebiscito

  • La Junta y los Ayuntamientos de Jerez y Arcos oficializan la designación de esta fiesta como Bien de Interés Cultural con un acto concurrido y encabezado por la Consejera de Cultura

Comentarios 0

Las preciosas instalaciones de los Museos de Relojes acogieron en días pasados el acto oficial en el que Junta de Andalucía y Ayuntamientos de Jerez y Arcos celebraban la declaración de la zambomba como Bien de Interés Cultural, aprobado por el Consejo de gobierno el pasado 9 de diciembre. La cita, que había tenido que ser aplazada por aquello de coincidir con el periodo electoral, reunió en Jerez a la Consejera de Cultura, Rosa Aguilar, además de los alcaldes de Jerez, Mamen Sánchez, y Arcos, Isidro Gambín.

No faltó el delegado del gobierno de la Junta en Cádiz, Fernando López Gil y María Ángeles Carrasco, directora del Instituto Andaluz del Flamenco, además del Director del Centro Andaluz de las Letras, Juan José Téllez. Curiosamente, la representación del mundo del flamenco, al menos a nivel de artistas, no fue la de otros años, y por los Jardines de la Atalaya sólo se vieron a nombres como Angelita Gómez, Paco Cepero, Antonio El Pipa y Manuel Morao. Sí que acudieron miembros de algunas peñas flamencas de la ciudad, encabezadas por su presidente Manuel Moreno, o responsables de instituciones culturales como la directora del Teatro Villamarta, Isamay Benavente.

Para amenizar el acto, marcado por las altas temperaturas, inusuales para esta época del año, habían sido invitados tres grupos, en un primer momento un elenco de voces pertenecientes al Grupo de Zambomba de la Asociación de Mujeres Beatriz Pacheco de Arcos, y otro, representando a Jerez, capitaneado por el guitarrista José Ignacio Franco. Ya por la tarde fue el grupo de Macarena de Jerez quien llevó a la calle Lealas el sabor de los villancicos de la tierra.

Arcos y sus mujeres impusieron la tradición, el cante transmitido de generación en generación y donde la zambomba y las panderetas asumían el principal protagonismo. Jerez, por su parte, dio más sitio a la guitarra, porque la zambomba no apareció por ningún sitio, al menos durante las primeras horas de la tarde.

El cante y la fiesta, que remontó el vuelo con la llegada de Macarena de Jerez y su grupo, se prolongó hasta la llegada de la tarde noche.

Mamen Sánchez valoraba de manera positiva esta designación, que en sus últimos coletazos de su celebración"ha sido todo un éxito". La primera edil justificó este éxito en "la promoción que se ha hecho gracias a la Junta de Andalucía y la Diputación de Cádiz, que ha hecho que muchas personas hayan venido desde otros destinos a conocerla pero además han venido a conocer nuestra cultura, nuestra gastronomía, nuestros monumentos, nuestra ciudad. Esto es un filón importante y el esfuerzo que hace la Junta declarando la zambomba Bien de Interés Cultural es un logro que tenemos que aumentar".

En la misma línea se pronunció el alcalde de Arcos, Isidoro Galvín, quien agradeció "la declaración BIC", entre otras cosas porque "se ha hecho justicia con la tradición y la historia, y por tanto esto será un referente más en nuestra ciudad y que se suma al conjunto monumental y patrimonial que tenemos y a la declaración de la peña de Arcos como paraje natural. Arcos es un referente turístico y cultural que desde Arcos vamos a aprovechar".

Rosa Aguilar, consejera de Cultura, defendió la designación de la zambomba de Jerez y Arcos como Bien de Interés Cultural, ya que con ello "lo que hacemos es preservar nuestra cultura, preservar una manera de compartir y de convivir con la expresión cultural popular y del mismo modo generar oportunidades ciertas y seguras para ambas ciudades desde el punto de vista del turismo cultural. Eso impulsa el desarrollo económico y genera oportunidades en el ámbito del empleo".

más noticias de PROVINCIA Ir a la sección Provincia »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios