Los transportistas temen el aumento de costes si cierra la escombrera de Ubrique

  • Trabajadores del sector advierten de que la falta de ubicación para los escombros "afectará a todos"

Los transportistas del sector de la construcción volvieron a manifestarse por el cierre sin previo aviso de la escombrera municipal. Tras la marcha de protesta del viernes por varias calles de la localidad, ayer se concentraron frente al Ayuntamiento, donde les recibió el alcalde de Ubrique, Javier Cabezas.

La propuesta municipal sigue siendo la de trasladar los escombros hasta otras instalaciones de la provincia, ante la dificultad de encontrar una nueva ubicación a corto plazo. Desde el Consistorio subrayan que la escombrera ha llegado al máximo de su capacidad en la mitad del tiempo para la que fue creada, e insisten en que han comunicado distintas localizaciones a Diputación para una nueva instalación.

Por su parte, los camioneros recuerdan que el problema de la escombrera se veía venir desde hace años y que no se le ha buscado una solución. En la reunión de ayer, el Gobierno municipal les propuso encargar a una empresa el traslado de residuos hasta otras escombreras fuera de Ubrique, lo que debería ser costeado por los propios transportistas, a los que no nos satisface la idea "puesto que los costes serían muy altos", aseguran.

Según Ángel Toro, uno de los transportistas ubriqueños, el traslado de escombros "disparará los costes de este servicio, por lo que el precio de una cubeta podría incrementarse un 300 por cien". Los transportistas reafirman su postura argumentando que "esto no es sólo un problema para nosotros, sino para todo el pueblo, ya que al final los costes repercutirán en todo aquel que haga una obra en Ubrique". En cualquier caso, ambas partes volverán a reunirse mañana miércoles, un encuentro en el que se conocerán ya los costes exactos de esta posibilidad.

Aunque con pocas esperanzas de solución, los manifestantes señalan que esperarán hasta la reunión. En caso de no alcanzarse un acuerdo, los transportistas anuncian nuevas movilizaciones como las del pasado viernes, pero ampliando la duración de las protestas, que podrían afectar a los ubriqueños en su salida del trabajo.

Ángel Toro manifestaba ayer que el colectivo de transportistas no está retirando escombros en la actualidad en las obras de Ubrique y que muchas empiezan ya a tener problemas de acumulación de residuos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios