El sector de la construcción no se fía y pide continuidad

  • La reducción del paro en los últimos dos meses no convence ni a trabajadores ni a empresas · Baja el número de contratos

El sector de la construcción no se fía. A pesar de que en los dos últimos meses ha bajado el desempleo en la provincia de Cádiz, profesionales y empresarios no acaban de creerse que lo peor haya pasado. Según el paro registrado en el mes de abril en este sector, había 36.453 desempleados en la construcción, lo que representa un 18,60% de todos los parados de Andalucía en este campo. Este porcentaje se ha ido reduciendo desde que comenzó el año, ya que en enero el total de parados gaditanos en la construcción era de 38.129, el 19,19% del total andaluz. Sin embargo, el número de personas sin trabajo creció en enero y febrero.

También es cierto que la evolución del paro en este sector ha ido empeorando con el paso de los años, al menos según las estadísticas del Servicio Estatal de Empleo (SEPE). En abril de 2006, en la provincia de Cádiz había "sólo" 13.045 desempleados en la construcción gaditana, casi un tercio menos que ahora, pero entonces representaba el 22,10% de todos los parados en este campo de Andalucía. Al año siguiente, en 2007, se incrementaron hasta llegar a 13.275 gaditanos sin trabajo (el 22,19% de Andalucía); en 2008, ascendió la cifra hasta los 19.522 parados (el 21,68% andaluz); pero fue en 2009 cuando se produjo el gran salto: en abril de ese año, los gaditanos sin trabajo en la construcción eran 35.351 (el 18,83% de toda Andalucía).

Otro aspecto que refleja cómo está la situación en este sector es el número de contratos. Desde que comenzó el año, el total ha crecido en la provincia desde los 28.558 suscritos en enero hasta llegar a los 37.436 de abril pasado. Sin embargo, el porcentaje de esos contratos vinculados al sector se ha ido reduciendo paulatinamente. Así, si en enero suponían el 18,48% del total de la provincia, en abril había bajado hasta el 14,88%. Eso sí, el número total es superior al de enero, aunque alrededor de 400 menos que en marzo.

También llama la atención el porcentaje de trabajadores extranjeros contratados en la construcción. En abril de 2007, fueron 1.820, el 20,10% de todos los contratos suscritos aquél mes en la provincia. Un año después, en abril de 2008, fueron 1.683 y otro año más, en abril del pasado año, sólo fueron 862. En enero de este año, la contratación de mano de obra extranjera en la construcción tocó fondo: de los 5.280 contratos suscritos en este sector en toda la provincia, sólo 152 fueron para los nacidos fuera de España (un 2,8%). Poco a poco, este porcentaje se ha ido recuperando para alcanzar, el pasado abril, los 654 contratos (el 11,3% del total).

Con estos datos no es de extrañar que no haya confianza. El secretario general de la Asociación de Promotores Inmobiliarios de Cádiz (Asprica) y el máximo responsable andaluz de la Federación de Empresas de la Construcción (Fadeco), Emilio Corbacho, explicó a este periódico que los datos de la reducción del paro en el sector de los dos últimos meses pueden servir "para felicitarnos porque es una mejora; en la guerra, cualquier agujero es una trinchera".

Sin embargo, según Corbacho, esta reducción puede obedecer a dos motivos. En primer lugar, al factor temporal: esta es una época habitual y tradicional en la realización de obras en viviendas (primavera-verano, aprovechando el buen tiempo). Al respecto, comentó que "aunque estemos en crisis, este repunte fuerte también se nota y puede influir en las contrataciones".

El segundo aspecto que ha podido motivar la reducción del desempleo es, según Corbacho, los "coletazos" en la contratación derivados del primer Plan E, el inicio del segundo y el plan Proteja, de la Junta. No obstante, para el responsable de Fadeco, "ahora tenemos que ponderar, esto no supone una tendencia y hace falta que esta secuencia se mantenga en el tiempo para ver si de verdad la situación ha mejorado".

Para describir cómo respira el sector, Emilio Corbacho puso un ejemplo: "El enfermo que tiene 41 grados de fiebre es difícil que le suba más la fiebre; la construcción ha sufrido un deterioro brutal en caída de empleo y en destrucción de pymes, con lo que difícilmente puede empeorar". Al respecto, señaló que han sido los trabajadores autónomos los que han sufrido en mayor medida esta crisis, "ya que muchos que han sido jefes de obra han dado el paso para constituirse como empresa y después han ido al paro por la crisis; han caído muchos". Por eso, Corbacho estimó que "hasta que el Producto Interior Bruto (PIB) de España no crezca un 2% no repuntará el paro".

Acerca del sector, Corbacho explicó que, tradicionalmente, la construcción se mueve en un eje de tres partes: vivienda libre/vivienda de protección; vivienda nueva/vivienda rehabilitada; y compraventa/alquiler. Desde su punto de vista, "ahora la situación se inclina por las segundas partes de estos tres ejes: es decir, se bascula hacia la VPO, a la rehabilitación y hacia el alquiler con opción a compra". Por último, Emilio Corbacho señaló que existe una "contradicción" entre los planes del Gobierno y los de la Junta en este sector. Dijo que "por una parte, la nueva Ley del sector nos obliga a que un 30% de los trabajadores tengan contrato indefinido y, por otro, las obras del Plan E obligan a contratar a desempleados".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios