La recaudación del IRPF se ha duplicado desde el 2000 por el auge económico

  • El crecimiento tanto de empleos como de rentas ha disparado los ingresos del fisco hasta los 482,1 millones · Hacienda prevé llegar este año a las 336.000 declaraciones, el 80% a devolver

Comentarios 1

Hacienda somos todos y también crece con todos. Cuanto más aumentan las rentas, más sube la recaudación tributaria y mejor es la situación de las arcas públicas del Estado, que por primera vez en 2007 cerraron con superávit. Este balance positivo no es más que el resultado de la gestión que el Ministerio de Economía y las Comunidades hacen de las aportaciones de cada una de las provincias.

En el caso de Cádiz, la balanza de la Agencia Tributaria (AEAT) ha sido más que satisfactoria en los últimos años de auge económico, al menos en la recaudación del gravamen que más impacto tiene en la sociedad: el IRPF (Impuesto de la Renta de las Personas Físicas). Desde el año 2000, los ingresos netos procedentes de este tributo se han duplicado, al pasar de 226,2 millones a los 482,1 que se obtuvieron en el último ejercicio, el de 2006.

Según las estadísticas disponibles en la AEAT, nunca antes se había producido un salto recaudatorio tan pronunciado. Por ejemplo, seis años atrás, entre 1994 y 2000, el incremento neto (ingresos-devoluciones) había sido del 38%.

Al contrario de lo que podría pensarse, la causa principal de esta gran progresión no ha sido una mayor presión fiscal, ya que, por ejemplo, cada año es mayor el dinero que Hacienda devuelve a los contribuyentes -este año serán en Cádiz 225 millones de euros- y también más negativa es la liquidación de la campaña "de ajuste de cuentas" con la Agencia Tributaria (en 2006 fue de 102,4 millones a favor de los contribuyentes).

El verdadero motivo ha sido el crecimiento de los ingresos de los gaditanos procedentes del trabajo. Más actividad significa nuevos empleos, más afiliados a la Seguridad Social y, por ende, mayor volumen de cotizaciones. En el año 2000, Hacienda se llevaba 281,3 millones de euros de las nóminas de los trabajadores gaditanos. En el último ejercicio de 2006 fueron 492,7, es decir, un 75% más.

Este fuerte incremento ha sido decisivo en el balance de las delegaciones de la Agencia Tributaria en la provincia (Cádiz y Jerez), ya que las retenciones del trabajo suponen en torno a tres cuartas partes de la recaudación del IRPF (el resto son, por este orden, retenciones de arrendamientos, de capital y de fondos de inversión, además de los pagos fraccionados pendientes de cobro).

Considerando que el promedio de afiliados a la Seguridad Social en ese año fue de 386.600, resulta que la retención media que se lleva Hacienda de la nómina de los gaditanos es de 1.274 euros anuales.

Sin embargo, este crecimiento de las rentas y de la recaudación no ha sido exclusivo de Cádiz, por lo que las "ganancias" que obtiene el fisco en esta provincia siguen siendo proporcionalmente inferiores a las de otras provincias. Por ejemplo, en la recaudación neta del IRPF (es decir, los ingresos totales menos las devoluciones abonadas), los 482 millones de Cádiz que fueron a parar a las arcas públicas sólo representan el 8,5% de los casi 5.700 de toda Andalucía, ya que las grandes rentas se concentran en Sevilla (casi el 50% del total) y Málaga; de hecho, este saldo gaditano es muy similar al de Granada pese a que ésta última tenía en ese ejercicio 37.000 afiliados menos que Cádiz.

Para la campaña actual, abierta hasta el 30 de junio, la delegación gaditana (sin Jerez) prevé recibir 336.020 declaraciones, un 5% más que, de las que el 80,9% serán negativas con una devolución media de 828 euros. El resto deberá abonar un promedio de 2.600 euros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios