Provincia

La provincia afronta el descorche con previsión de precios al alza

  • Los Barrios, Tarifa y Jimena preparan la campaña con una estimación de 700 toneladas, a entre 30 y 70 euros por quintal

Varias personas cargan placas de corcho sobre un camión. Varias personas cargan placas de corcho sobre un camión.

Varias personas cargan placas de corcho sobre un camión. / d.c.

Las fincas del Campo de Gibraltar se preparan para la próxima temporada de descorche en la que el sector espera un repunte de los precios tras años marcados por valores excesivamente bajos como consecuencia de un exceso de oferta. Al margen de la decisión de descorchar o no que tomen los propietarios privados, tres municipios campogibraltareños -Jimena, Tarifa y Los Barrios- efectuarán este año labores de saca en sus montes de propio con precios previstos entre los 30 y 70 euros por quintal castellano (46 kilogramos, según este sistema de medición tradicional) y una producción total conjunta de unas 700 toneladas (métricas) de corcho, principalmente de reproducción.

La horquilla prevista de venta supera los precios registrados en los últimos años por parte de los municipios, en los que hubo adjudicaciones por debajo de los 30 euros por quintal castellano en varias ocasiones a lo largo de la década. Confluyen varios factores para estas buenas previsiones: la escasez de fincas en buen estado fitosanitario para descorchar -por la aparición de hongos y la enfermedad de la seca- y la recomendación de extraer las placas cada diez años que ha apartado a muchos competidores privados.

Algeciras aplaza la extracción a 2019 por la aparición de un hongo en los alcornoques

Jimena de la Frontera espera el precio más alto de las tres localidades, con unos 70 euros por quintal castellano para el corcho de reproducción (162 euros por quintal métrico, 100 kilogramos), según el pliego de condiciones para el aprovechamiento del corcho actualmente en concurso. La extracción va a realizarse en la finca Los Arenales, de 99,6 hectáreas, con 142 toneladas previstas (3.086 quintales castellanos). Los ingresos estimados, según el pliego, superarán los 225.000 euros. "Para nosotros, supone un ingreso importante. Este año el corcho está muy valorado porque hay poco, por lo que esperamos pujas al alza y llegar a los 90 euros. Este año coincide que hay pocas fincas en la zona para descorchar por la rotación de los terrenos. Además, el nuestro es de gran calidad", apunta Fran Gómez, alcalde de Jimena.

En Los Barrios, el precio del quintal castellano previsto es de 30 euros (65,21 por quintal métrico) para el corcho de reproducción que prevé extraerse de Los Garlitos. El área de Medio Ambiente barreño espera unos ingresos mínimos de 261.360 euros por la venta de los 7.200 quintales castellanos de producción estimados (331 toneladas). Al igual que en Jimena, es precio en árbol, por lo que el coste de las operaciones para la obtención deben correr a cuenta del adjudicatario.

Tarifa ya tiene adjudicado el aprovechamiento de este año a la empresa Diam Corcho, de San Vicente de Alcántara. El contrato, firmado en 2012, tiene una vigencia de diez años para efectuar una rotación completa por todas las fincas públicas tarifeñas. En 2018 toca descorchar en La Ahumada y Caheruelas (unas 300 hectáreas), con 5.000 quintales castellanos de extracción prevista (230 toneladas).

Para ello, la empresa adjudicataria contrata a una experta cuadrilla de Facinas para generar los puestos de trabajo en la localidad, conforme al pliego de condiciones. Las ruedas y veredas -preparación del monte- ya están efectuadas para que la quincena de trabajadores emprenda la faena en junio.

El municipio de Algeciras posee un grupo de montes de propio formado por cuatro explotaciones: Comares, Majadal Alto, Algamasilla y Las Corzas. Todos los años se efectúan labores de descorche en parte de las cuatro fincas, si bien los técnicos de la concejalía de Medio Ambiente han acordado aplazar la saca hasta 2019. La decisión se debe a la aparición de un hongo en los alcornoques tras las intensas lluvias de febrero y marzo, además del delicado estado general de la masa boscosa por la seca, según el Ayuntamiento algecireño.

En Castellar, los alcornoques de titularidad municipal se encuentran en la dehesa de La Boyal, de 527 hectáreas. En esta localidad la extracción se realiza de una tacada, por lo que el Ayuntamiento puede hacer uso de este recurso natural conforme al tiempo de regeneración y crecimiento recomendado antes de que quede inservible (de nueve a diez años). El alcalde, Juan Casanova, detalla que la campaña se desarrollará el próximo año después de que la última fuera en 2010. Tocaba en 2009, si bien se aplazó porque por aquel entonces el precio estaba por los suelos. Un año después, el corcho se adjudicó a apenas 20,4 euros por quintal castellano.

Lo mismo sucede en San Roque, que posee alcornoques de titularidad municipal dentro del Pinar del Rey, el pulmón verde del término. La última extracción total se produjo en 2011. San Roque, al igual que el resto de localidades, también aprovecha los pastos, piñas y leña de sus montes públicos como forma de generación de jornales entre los empleados del sector primario.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios