Los primeros frutos de El Olivar

  • La empresa El Rey de Oros empieza a enlatar pescado en su factoría del nuevo polígono industrial de Barbate · La consevera y varios talleres estrenan la producción del complejo proyectado en 2001

La empresa El Rey de Oros ha empezado a contratar personal, ajustar maquinaria y enlatar las primeras caballas en su nueva factoría en el polígono El Olivar, en Barbate. La conservera más antigua del pueblo, junto a un concesionario de coches y varios talleres de repuestos, ha estrenado la producción del complejo industrial barbateño, un proyecto que se planificó en 2001 como remedio a la crisis pesquera y económica local y que ha sufrido varios años de retrasos.

Los últimos contratiempos, en el comienzo de este mismo año, estuvieron provocados por la falta de energía eléctrica para las primeras empresas instaladas en el polígono. Después de que Endesa haya garantizado una reserva de 7.000 kilovatios de potencia para cubrir la demanda inicial del complejo, la moderna planta de El Rey de Oros ha comenzado su funcionamiento con una plantilla de 25 trabajadores. La cifra se multiplicará por cinco a finales de mes, cuando la cadena de trabajo esté ajustada y la fábrica alcance su rendimiento óptimo, según informó Miguel Ángel Molina, director general de la firma.

"El arranque de la factoría ha sufrido un año de retraso con nuestras previsiones iniciales, y eso nos ha costado mucho dinero, pero ahora el proyecto es una realidad y toca ponerse las pilas", relató el responsable de El Rey de Oros. La empresa cifra en 20 millones de euros la inversión en el traslado de la producción de la céntrica calle Once de Marzo a la fábrica de 10.000 metros cuadrados en el nuevo polígono barbateño, donde planea un enorme impulso a todos los frentes de su negocio: superar las 80.000 latas de pescado por turno de ocho horas -frente a las 25.000 actuales-; gestionar dos turnos de trabajo en lugar de uno; ampliar la temporada de trabajo de seis meses hasta los diez; preparar una docena de nuevos productos, entre los que se encuentran el langostillo y los mejillones; entrar en el mercado estadounidense; y duplicar la producción total hasta las 2.500 toneladas de pescado manufacturado al año -un 80% es caballa-.

El Rey de Oros lidera la puesta en marcha de El Olivar. El presidente de la Junta de Andalucía, Manuel Chaves, tiene previsto inaugurar la factoría a principios del próximo mes y pasar revista, de paso, al esperado polígono barbateño. Después de dos años de lentas obras, el presidente aún se encontrará trabajo por hacer.

Hay decenas de parcelas vacías, terrenos sin adecentar; pequeños tramos pendientes de urbanización; y almacenes a medio construir, entre ellos, las 15 naves nido para emprendedores, obra que ha sido licitada con un importe de dos millones de euros y un plazo de ejecución de nueve meses, informó José María Ruiz.

Pocos son los negocios en funcionamiento del más de medio centenar que se han proyectados en El Olivar. Además de El Rey de Oros, han abierto sus puertas un concesionario de vehículos, varios talleres de repuestos y de chapa y pintura, y un par de naves de almacenaje. Las factorías más importantes, iniciativas de otras conserveras como Salpesca o Hermec, están en obras. El gerente de Salpesca, Jose Luis Gómez, apuntó ayer que ya ha pedido licencia de apertura para una tienda de la firma La Chanca en el polígono y adelantó que estrenará la fábrica en "dos meses siempre que no haya contratiempos". Francisco Pacheco, de Herpac, se limitó a decir que la empresa "aún no tiene previsiones de traslado".

El alcalde de Barbate, Rafael Quirós (PSOE), valora el avance de los negocios en el polígono y confía en que el municipio -a través de una entidad mixta entre el Ayuntamiento y los propietarios- recepcione el complejo de manos de su promotor, Zona Franca, en un plazo de "pocas semanas".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios