Tres años a un preso que intentó matar a un funcionario de Puerto 1

  • El procesado, con esquizofrenia paranoide, cumplirá condena en un psiquiátrico

La Audiencia Provincial de Cádiz ha condenado a tres años y tres meses de prisión a M.B. porque, en 1999, cuando estaba preso en Puerto 1, intentó matar a un funcionario de ese centro penitenciario. La sentencia, aceptada por el procesado, indica que éste padecía entonces una esquizofrenia paranoide, por lo que aplica una eximente incompleta de alteración psíquica y decreta que cumpla la pena en un centro psiquiátrico penitenciario.

Los hechos sobre los que se ha pronunciado la Sección Quinta sucedieron hacia el mediodía del 27 de septiembre de 1999. El procesado había sido trasladado de módulo para cumplir una sanción. Cuando el funcionario 95.507 abrió la celda para entregarle sus efectos personales, el preso se abalanzó sobre él, lo cogió por el cuello e intentó asfixiarlo. Al tiempo, le golpeó la cabeza contra la pared y el suelo y lo introdujo en la celda.

El funcionario agredido perdió momentáneamente el conocimiento pero se repuso, le dio un empujón al preso y consiguió salir de la celda. Perseguido por el procesado, logró finalmente lanzar la llave del módulo a unos compañeros que acudían a ayudarle y que emplearon sus defensas de goma y redujeron al preso.

La víctima sufrió traumatismo craneoencefálico y múltiples contusiones. Tardó en curar un año, tiempo durante el que estuvo impedido para sus ocupaciones habituales. Como secuelas le han quedado síndrome cervical postraumático (mareos y cefaleas) y síndrome por estrés postraumático.

La sentencia condena también al procesado a indemnizar con 120.000 euros al funcionario por las lesiones causadas. Otros tres funcionarios de prisiones que acudieron en ayuda de su compañero sufrieron diferentes contusiones. La resolución establece para dos de ellos indemnizaciones de 6.000 euros y de 30 euros que también deberá abonar el procesado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios