La plantilla de Delphi renueva su unión ante la "fase más difícil"

  • Centenares de ex trabajadores se concentraron ayer en la planta al cumplirse un año del anuncio del cierre

Comentarios 13

Hace un año que su vida dio un vuelco radical e inesperado. 1.600 realidades individuales fueron anuladas de golpe para dar paso a una sola: el grupo de afectados por el anuncio de cierre de la fábrica de Delphi. Ayer centenares de ellos renovaron esos votos de unión en una concentración espontánea a las puertas de la planta que tuvo dos finalidades: el reencuentro y la muestra de fuerza ante "la fase más difícil" del proceso, las recolocaciones.

Fue una "conmemoración simbólica" que no partió de los sindicatos, sino a iniciativa de los propios ex empleados de la planta puertorrealeña. Para la mayoría se trató de una oportunidad para volver a ver a antiguos compañeros de trabajo y, también, de lucha laboral, pero para todos fue una oportunidad para "recordar" al Gobierno y a la Junta de Andalucía que siguen "pendientes de ser recolocados".

Y es que el aniversario del anuncio de la marcha de la multinacional coincide con la tercera fase del proceso de formación y reinserción laboral diseñado entre el Ejecutivo regional y los sindicatos. Después de dos periodos de cursos de conocimientos generales y profesionales, más de 1.800 ex operarios de la plantilla de Delphi y de las subcontratas prevén iniciar en marzo la formación específica orientada al puesto de trabajo y la empresa en la que continuarán su vida laboral.

La concentración duró algo más de una hora y se celebró sin más sobresaltos que los abrazos entre ex compañeros y las sonrisas entrecortadas por los recuerdos de la vida en la fábrica. Pero el sentimiento mayoritario fue el de incertidumbre, tal y como expresaron los trabajadores que, como Javier Barquín, desconococen cuál es su futuro inmediato y si los anuncios de nuevas empresas no forman parte de una estrategia política ante las elecciones autonómicas y nacionales del próximo 9 de marzo. Al menos, la sensación generalizada es que en este tiempo la Junta ha cumplido los compromisos adquiridos (análisis individualizado de cada ex empleado, formación y búsqueda de inversiones). "Hasta ahora no nos ha defraudado", sentencia Pedro Pajuelo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios