Las ordenanzas sobre residuos, a pleno

  • Antonio Noria espera que la normativa aprobada en la Mancomunidad sobre el vertido de escombros tenga el visto bueno del Ayuntamiento por unanimidad, antes de su entrada en vigor en el municipio

El equipo de gobierno elevará al próximo pleno ordinario una propuesta en materia medioambiental con la elaboración de una nueva ordenanza de residuos para la construcción y demolición en todo el término municipal de Puerto Real. Se trata de adaptar para la ciudad una normativa que ya recibió el visto bueno de la Mancomunidad, pero que debe aprobarse por todos los Ayuntamientos integrados en ella.

La gestión de la Mancomunidad en este asunto se justifica porque el depósito de escombros supera el ámbito estrictamente local, pues los vertidos en zonas no autorizadas se producen sin distinción de términos municipales, y además resulta más óptimo localizar los vertidos autorizados de manera conjunta y dando servicio a más de una ciudad. En este sentido, Puerto Real será uno de los primeros municipios en incorporarla a la norma municipal, pues sólo Rota, que lo hizo la pasada semana, la ha aprobado, con el apoyo unánime de todos los grupos.

El texto de estas ordenanzas, que el teniente de alcalde de Urbanismo, Antonio Noria, expresó su deseo de que sea aprobado por unanimidad, fue abordado en el Consejo de Ciudad del pasado lunes, recibiendo el aplauso de los presentes en este órgano.

Una vez entre en vigor la ordenanza, las constructoras deberán incluir, al presentar los proyectos de obra en el Consistorio, un plan para la gestión de sus escombros, expresando el volumen de residuos que va a generar y a qué vertedero autorizado van a ser transportados, entre otras especificaciones. Asimismo, abonará una fianza económica que le será devuelta al presentar en el Ayuntamiento el certificado expedido por el gestor autorizado, también será regulado por la ordenanza, y que acredite que, efectivamente, ha depositado sus escombros de manera correcta y según lo solicitado en su documentación entregada. La cuantía de esta fianza dependerá del tipo de residuos. Para las obras menores, esto es, de construcción y reparación en domicilio particular, comercio, oficina o inmueble del sector servicios habrá una tarifa única fijada por el Ayuntamiento.

La ordenanza establece también las infracciones por incumplimiento de la normativa, y que dependerá de varios factores, como el volumen de residuos depositados y la consideración como muy grave aquellos vertidos que produzcan daño o deterioro grave para el medio ambiente. Teniendo en cuenta la extensa superficie de parque natural con que cuenta este municipio y la existencia de vertederos incontrolados en algunos puntos de éste, la protección que garantiza la ordenanza en este sentido conseguirá erradicar estas prácticas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios