Chiclana

El número de matrimonios y parejas de hecho desciende un 10% en 2007

  • Este año se han registrado más de 400 enlaces · Tres de cada cuatro son uniones eclesiásticas · La inscripción de parejas de hecho desciende un 40 por ciento

Más de 400 parejas han decidido a lo largo del año unirse legalmente en la localidad, un diez por ciento menos que en 2006, cuando fueron 437 los enlaces registrados. Una cifra en la que se reflejan los matrimonios eclesiásticos y civiles y el número de parejas de hecho inscritas tanto en el censo local como en el de la Junta de Andalucía.

No obstante, este ligero descenso se ha percibido de muy diversa forma en las diferentes fórmulas para rubricar estos enlaces. Así, la Iglesia no ha registrado este fenómeno ya que, a lo largo del año, se han unido en matrimonio por el rito católico poco más de 300 parejas, mientras que en 2006 fueron 304 los sacramentos matrimoniales contabilizados.

Por su parte, el Ayuntamiento sí ha acogido menos bodas este año. Así, el número de matrimonios civiles celebrados a través de la administración local ha descendido en un 25 por ciento este año. Concretamente, hasta finales de noviembre de 2007 eran 58 los registrados, mientras que el año pasado se produjeron 76.

Este descenso ha sido aún más notable en el censo local de parejas de hecho, que únicamente ha recogido dos inscripciones en el presente ejercicio mientras que, en el mismo periodo del año anterior, fueron una treintena las parejas que escogieron esta vía para cambiar su estado civil. Fuentes municipales explican que esto se debe a la puesta en marcha de un nuevo censo para este tipo de uniones desde la Junta de Andalucía que es totalmente gratuito, mientras este mismo trámite en la administración local tiene un coste de unos 10 euros.

Por ello, ha aumentado el número de personas que han escogido en los últimos meses el registro autonómico para unirse como pareja de hecho. Así, se ha pasado de los 27 de 2006 alos 33 de este año. A pesar de ello, el cómputo global de las parejas de hecho ha descendido en un 40 por ciento respecto al año anterior.

En cuanto a las bodas entre parejas homosexuales, en lo que va de año únicamente se han registrado tres, mientras que en 2006 fueron cinco las parejas del mismo sexo que legalizaron su situación. Tres de ellas lo hicieron como matrimonios y otras dos como parejas de hecho, mientras que este año todas (dos entre hombres y una de mujeres) se han unido en matrimonios civiles.

En cuanto a las fechas preferidas por los contrayentes, la primavera, sobre todo mayo y junio, y septiembre, son los meses en los que hay un mayor número de casamientos. Aunque abril y julio también son escogidos por muchas parejas para celebrar su enlace. Por contra, no son muchos los que deciden hacerlo durante los meses del invierno, en la mayoría de las ocasiones, por cuestiones climatológicas.

Más variedad se encuentra en lo que al lugar de la ceremonia se refiere. Así, la parroquia de San Telmo es el lugar que más matrimonios acoge, aunque el arcipreste chiclanero, el padre José Corcuera, asegura que "en San Sebastián también se ofician muchas bodas, porque los fieles le tienen mucho cariño, en San Juan Bautista porque es la más monumental y en Campano también se celebran muchos enlaces pero, principalmente, porque los novios no encuentran sitio en otras iglesias, ya que la mayoría prefieren casarse en la de su barrio de siempre".

En cuanto a los enlaces civiles, éstas se celebran en el Salón de Plenos, sito actualmente en la Casa de Cultura, y los encargados de dirigir las ceremonias son los concejales de la Corporación municipal. Andrés Núñez, Manuel Guerrero y José Manuel Lechuga son los ediles que más bodas civiles han oficiado en la actual legislatura. De lunes a jueves sólo se ofician bodas en horario de mañana, mientras que los viernes, los sábados y festivos también se pueden casar en horario de tarde, aunque depende de la disponibilidad de los concejales.

Por su parte, en las iglesias chiclaneras las bodas se suelen celebrar los sábados, a mediodía o por la tarde, de cuatro a siete. Fuera de estas franjas horarias es bastante complicado la celebración de los matrimonios debido a los cultos religiosos, aspectos que tienen que tener en consideración las cientos de pareja que ya están comenzando a gestionar los trámites para pasar a engrosar la lista de los casados en el año que ya se avecina.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios