El nivel de lluvia embalsada es el más bajo de los últimos diez años

  • La provincia acumula agua para garantizar sólo el consumo humano para dos años y medio

Vista del aliviadero y niveles de agua en Guadalcacín. Vista del aliviadero y niveles  de  agua  en Guadalcacín.

Vista del aliviadero y niveles de agua en Guadalcacín. / ramón aguilar

La provincia de Cádiz sólo tiene agua embalsada como para garantizar el consumo en las ciudades y en los campos durante los próximos dos años y medio. La última actualización de los datos de agua embalsada en la provincia arrojan unas cifras muy negativas, tan sólo por encima de las de hace ahora diez años.

Ni que decir tiene que las trombas de agua concentradas el pasado otoño sólo en parte de la Bahía y, sobre todo, en Jerez no han supuesto un gran alivio para las infraestructuras hidrológicas de la provincia.

Éste se está convirtiendo en uno de los años hidrológicos más pobres de los últimos tiempos, lo que ha permitido que los diez embalses repartidos por la geografía gaditana mantengan unos niveles de agua embalsada poco aceptables, aunque suficientes como para que los ciudadanos y los campos puedan abastecerse de agua durante al menos dos años y medio en una situación extrema y simbólica de que no lloviera más y partiendo de la base de que la provincia de Cádiz puede llegar a consumir una media de 300 hectómetros cúbicos al año -tirando por alto y sumando el consumo urbano, el industrial y el de regadío.

La cifras recogidas por la web de embalses.net, que recopila los datos aportados directamente por el Ministerio de Medio Ambiente muestran que los pantanos de la provincia tienen hoy almacenados 723 hectómetros cúbicos de agua, lo que supone que están al 39,70% de su capacidad total. Estos datos muestran unos embalses y pantanos con la mitad del agua almacenada que hace ahora nueve años. El 13 de febrero de 2009, los embalses de la provincia estaban al 78%, el doble que a día de hoy.

La lluvia no está resultando ni tan copiosa ni tan abundante como para que los embalses y pantanos de la provincia noten apenas esos aportes que llegan de la mano de las precipitaciones.

Estas cifras evidencian un hecho significativo, y es que casi todos los embalses que nutren de agua a la provincia de Cádiz se encuentran a menos del 50% de su capacidad. Sólo el de Arcos, que está al 92,86%, supera esa media.

Las previsiones para los próximos 90 días apuntan a que el déficit de precipitaciones seguirá siendo la tónica habitual. De momento, hasta al menos el día 24 de este mes no habrá lluvias dignas de destacar. Y yendo un poco más lejos, los datos que ofrece la web de acuweather indican que buena parte de la Semana Santa gaditana se presenta lluviosa.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios