La ministra de Pesca pide tranquilidad al sector para negociar con Marruecos

  • Elena Espinosa alerta de que no se está cumpliendo con el acuerdo en materia de descargas en los puertos alauitas · Gobierno y Junta pagarán ayudas a los pescadores por la subida del gasoil

Comentarios 1

La ministra de Agricultura y Pesca, Elena Espinosa, advirtió ayer de que "el Gobierno de Marruecos está siendo permisivo con la flota española, al no estar obligándoles a realizar las descargas de pescado en los puertos marroquíes cuando es una obligación recogida en el acuerdo que mantiene este país alauita con la Unión Europea". Estas declaraciones fueron realizadas por Espinosa en el transcurso de una reunión que congregó en Barbate también al ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba; al consejero de Pesca, Isaías Pérez Saldaña, y a representantes de las principales cofradías pesqueras.

Aunque Espinosa fue menos contundente al hablar con los medios de comunicación cuando se marchaba del acto político, en su intervención a los marineros dijo claramente que "hay un incumplimiento por nuestra parte de ese acuerdo y hay que decirlo así de claro. Si ellos son flexibles en eso, y han sido flexibles en el uso de las luces de los barcos aunque solamente sea una hora, es síntoma de que quieren arreglar las cosas, y tendremos que dar ese margen".

Espinosa destacó también que la flota española es la única que tiene el "privilegio" de poder usar luces en el sur del caladero marroquí por espacio de una hora, algo que "no pueden usar ni los propios pescadores marroquíes". La responsable de Pesca dijo que "Marruecos nos está dando muchas cesiones a las que no tendríamos derecho".

Esta advertencia la realizaba la responsable de Pesca para pedir "un margen de maniobra" para seguir negociando con Marruecos en la reunión de la comisión mixta que se celebrará en marzo en Bruselas y en la que se hará balance del primer año de este acuerdo de pesca que ha supuesto una importante actividad para la flota andaluza, y sobre todo la barbateña.

Otro de los puntos de interés estaba puesto en la petición que hacían los familiares de los fallecidos y desaparecidos del pesquero Nuevo Pepita Aurora, que lograron reunirse con el consejero de Pesca, pero no con los otros ministros que, por motivos de agenda tuvieron que ausentarse del acto de partido.

Fue Pérez Saldaña quien, en el Ayuntamiento de Barbate, se reunió con seis de los supervivientes del pesquero hundido el pasado 5 de septiembre. El consejero apuntó a la conclusión del encuentro que "una empresa dedicada a la manipulación del atún será la que recoloque a dos de los supervivientes; para el resto se están buscando otras empresas, e incluso ayudas para que puedan montar un negocio propio". Sobre la reunión que mantuvo con las mujeres de los marineros desaparecidos, dijo que "demandan una serie de cuestiones que hay que resolver como la gestión ante el Registro Civil de las certificaciones para que puedan ser consideradas oficialmente viudas, al pasar los tres meses que marca la Ley".

El encuentro de ayer también fue aprovechado por el sector almadrabero para hacerle llegar a la ministra de Pesca una serie de demandas en relación con el reparto de la cuota nacional, que se establece para este año en 5.378 toneladas, de las que las almadrabas exigen el 49 por ciento del total por la creación de empleo y las características socioeconómicas de esta pesquería que sólo en la provincia de Cádiz genera 400 empleos directos.

Antes, en el Ayuntamiento barbateño, la ministra de Pesca y el consejero andaluz suscribirán un convenio para la gestión de las ayudas de "mínimos" con las asociaciones regionales del sector para pagar indemnizaciones por la subida del precio del gasoil.

Espinosa explicó que las ayudas permitirán al sector sufragar parte de los gastos derivado del encarecimiento del combustible y de ese modo mejorará la competitividad de la actividad pesquera en zonas tan relevantes como la localidad gaditana. De este modo las ayudas tendrán como límite 30.000 euros por armador y hasta 0,095 euros por litro consumido entre el 1 de noviembre de 2004 y el 31 de octubre de 2005.

También, la Junta y el Ministerio de Agricultura y Pesca han suscrito otro acuerdo para prestar mutua asistencia y cooperación para las actuaciones en materia de control e inspección de la actividad pesquera. El objetivo de este convenio será consolidar, reforzar e impulsar la asistencia y colaboración para desarrollar una vigilancia pesquera que castigue la competencia desleal en el sector.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios