La localidad celebra esta noche su tradicional Crujida de Gamones

  • Una treintena de candelas en las barriadas serán centros de reunión de los vecinos

El 3 de mayo resulta para los ubriqueños una fecha especial, por el característico ambiente que se respira esa noche en la población, y que hace de esta jornada una auténtica seña de identidad. Todo está preparado para proseguir con la tradición, la Crujida de Gamones, una de las fiestas más singulares de la provincia, razón por la cual este año estrena oficialmente su declaración como Fiesta de Interés Turístico de Andalucía.

Se trata del evento que culmina cada año las actividades en torno a las Cruces de Mayo, con protagonismo absoluto para los vecinos que aprovechan estos días para disfrutar de varias jornadas festivas y de convivencia. Desde el mediodía están programadas degustaciones y verbenas que se prolongarán hasta bien entrada la madrugada.

En puntos como la Plaza de la Verdura se instalará el ya tradicional columpio del Callejón de Janeiro, donde podrán escucharse las 'coplas de columpio', elemento característico además de la cruz adornada junto a cada una de las candelas. Al coincidir la fiesta en esta edición en sábado se prevé una participación aún más masiva, así como la llegada de numerosos visitantes.

Sin horario prefijado, el encendido de las candelas arrancará al anochecer. A esa hora comenzará a extenderse el olor de las fogatas y por la propia orografía en valle de Ubrique el sonido de las crujías se multiplicará por toda la localidad. Esta vez se tiene constancia de al menos una treintena de candelas de particulares y asociaciones de vecinos, que han solicitado previamente autorización.

En concreto, podrán encontrarse en hasta trece barriadas. Las de El Sacrificio, la Plaza de la Verdura, Caldereto, Sol, El Algarrobal, El Jardín-18 de Julio, La Vega 2005, Antonio Vega, Poyetón, El Olivo, La Calzada, Ubrique Alto 1, y Barriada Andalucía. Junto a ellas, otras tantas que encenderán grupos de amigos repartidas por zonas como los Planes Parciales I y II, Los Pinitos, el Paseo del Prado, o el casco antiguo.

El Parque Local de Bomberos tiene conocimiento de todas estas ubicaciones, y en los días previos ha realizado el correspondiente examen para verificar que no existe peligro por la proximidad de casas o de tendido eléctrico. En cualquier caso, esta noche se pondrá en marcha el habitual dispositivo de seguridad, con cuatro bomberos de guardia y el resto localizables ante una posible emergencia.

Y es que la Crujida de Gamones remonta sus raíces tan atrás que por el momento ningún historiador ha sabido detallar con certeza de donde parte la tradición. Se apunta por ejemplo que su origen podría estar ligado a los trabajadores del campo, que realizarían esta práctica con el objetivo de espantar a las bestias. También se atribuye el inicio de esta tradición a la propia Guerra de la Independencia frente a los franceses. Se cree que la explosión de los gamones pudo haber servido entonces a los ubriqueños para simular disparos, ante la ausencia de pólvora.

Sea cual fuere el arranque de la Crujida de Gamones, lo cierto es que hoy en día sigue manteniéndose muy vigente entre los ubriqueños. Los preparativos comienzan días atrás del 3 de mayo, con la búsqueda de los mejores ejemplares posibles de gamones, los que provoquen las crujías más sonoras. El futuro de la tradición parece estar asegurado con la transmisión de padres a hijos de esta costumbre.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios