La familia de la herida por un petardo confirma la implicación de menores

  • La joven, que ha abandonado la UCI, volverá a ser intervenida la próxima semana

Comentarios 1

La familia de Rocío Vázquez Márquez, la joven de 24 años que perdió un ojo tras estallarle un petardo en Jerez, ha confirmado la participación de menores en los hechos acaecidos la pasada Nochevieja en la barriada rural de Los Albarizones. Esos menores, probablemente, tendrán que prestar declaración ante los responsables de la Unidad de Delitos Especialmente Violentos (UDEV) del Cuerpo Nacional de Policía que están encargados de la investigación.

La joven, mientras tanto, ha abandonado ya la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del hospital Puerta del Mar de Cádiz, está en planta y tendrá que volver a ser intervenida quirúrgicamente, probablemente a lo largo de la próxima semana.

El hermano de la víctima, Francisco Javier Vázquez, dijo tras presentar la correspondiente denuncia que iba a dar nombres de algunas personas que estuvieron en la plazoleta de la barriada tirando petardos esa fatídica noche. No obstante, y como él mismo apunta, "hay vecinos que han llamado a la Policía desde la propia barriada para decírselo".

La familia siempre ha señalado que en la plaza había esa noche unas 50 personas con edades comprendidas entre los siete y los 50 años y ahora parece que se han aportado algunos de los nombres de esas personas.

Por su parte, la madre de la joven herida, Francisca Márquez, ha pedido que "se haga justicia" y que los responsables de lo sucedido "paguen por lo que han hecho". Tras confirmar la implicación de menores en el estallido de petardos en la plaza de Los Albarizones la pasada Nochevieja, Márquez ha añadido que tanto su hija como su nieto, de apenas siete años y que vio todo lo ocurrido, se han visto afectados psicológicamente, por lo que recalcó que "alguien tendrá que hacerse cargo de lo sucedido".

Márquez afirmó que había "muchas personas" presentes en el lugar de los hechos y consideró que "al igual que el vecino que ha facilitado nombres a la Policía para que se aclare lo sucedido, también hablarán otras personas que no querrán tener sobre su conciencia la situación en la que se encuentra mi hija".

La joven, por su parte, permanece ingresada en una habitación de una de las plantas del hospital gaditano, donde continúa su proceso de recuperación.

De hecho, es bastante probable que Rocío Vázquez vuelva a ser intervenida la próxima semana para proceder a la colocación de una prótesis en su cara. Hay que recordar que en las primeras intervenciones quirúrgicas a las que fue sometida poco después de ocurrir el accidente le tuvieron que dar más de 300 puntos de sutura en la cara para poder recomponer su rostro.

El accidente tuvo lugar minutos después de las doce de la noche del 1 de enero, cuando la joven salió de su domicilio a fumar un cigarro y recibió en la cara el impacto de un petardo que fue lanzado desde una plaza cercana.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios