El embarque para el Rocío prevé un área de acampada en Sanlúcar

  • Las fuertes mareas previstas para martes y miércoles, jornada con 10.000 rocieros en Bajo de Guía, hacen que el Plan Romero prepare una zona por si se alarga el paso del río. Incluso se estudia un lugar alternativo

El Plan Romero para los caminos de Cádiz prepara un área de acampada en la playa de Las Piletas en Sanlúcar de cara al embarque de las hermandades rocieras de la provincia el martes y el miércoles de la próxima semana. Las fuertes mareas previstas para esas jornadas preocupa a los responsables del dispositivo sobre todo el miércoles, cuando pasarán hacia Doñana unos 10.000 romeros y 90 vehículos ligeros más que el año pasado.

Según explicó el delegado del Gobierno andaluz en la provincia, José Antonio Gómez Periñán, esta iniciativa que "tomamos todos los años pero ahora de manera especial", no tiene otra intención más que "los romeros tengan unas condiciones similares a la de cualquier otra zona de acampada del camino en el caso de que no dé tiempo a que pasen todos y poder pasar allí la noche". Además, mañana se terminará de materializar una posible alternativa para encontrar un punto de embarque más favorable "si de esta manera podemos conseguir una mayor frecuencia en los recorridos de la barcaza, que es definitiva el objetivo", aseguró Periñán, que presentó junto al subdelegado del Gobierno, Sebastián Saucedo, el Plan Romero en la provincia.

Desde el mismo martes y hasta la vuelta de las diez hermandades de la provincia, el día 15 de mayo, estará en marcha el dispositivo especial del Plan Romero, que este año cumple sus bodas de plata. Guardia Civil, Polícia Nacional, Policía Local de distintos municipios, efectivos de Protección Civil, del Servicio Andaluz de Salud -tanto para las personas como para los animales-, Cruz Roja, del Consorcio Provincial de Bomberos y el Plan Infoca de Medio Ambiente velarán por la seguridad de todos los romeros gaditanos desde que salen de su ciudad.

En Bajo de Guía se montará un puesto de mando avanzado y la llegada de las hermandades a la zona de embarque a través de la avenida Quinto Centenario estará controlada por 98 agentes de la Policía Local. Para cruzar el río, se dispondrá de cinco barcazas de la empresa Cristóbal y dos de la Armada española, además de contar con patrulleras del Servicio Marítimo y Guardia Civil.

Tanto Sebastián Saucedo como José Antonio Gómez Periñán quisieron destacar la labor de todas las personas que conforman este dispositivo y en especial de la Guardia Civil, que aportará en la provincia 280 efectivos.

El subdelegado del Gobierno también hizo un llamamiento al buen comportamiento de los peregrinos que hagan el camino a la aldea del Rocío. Como todos los años, a las hermandades se les ha dado una serie de recomendaciones para evitar el riesgo de incendios, un trato adecuado a los animales o la ingesta de bebidas alcohólicas en ciertas horas del día. Y una recomendación más, llevar encima repelente de mosquitos, comentó en tono de broma Gómez Periñán, ya que se prevén en cantidad por la lluvia caída en el último mes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios