Dos detenidos más tras el alijo de hachís en El Puerto

  • El grupo Greco los arrestó en Málaga tras una operación que se inició el pasado junio y que seguía a una red de narcos

El Grupo de Respuesta contra el Crimen Organizado (Greco) del Campo de Gibraltar ha detenido a dos personas en Benalmádena (Málaga) después del alijo de 700 kilos de hachís en una furgoneta y la detención de su conductor en El Puerto, que publicó ayer este periódico. Los arrestos en El Puerto y los dos de Málaga son el colofón de la operación 'Fekron', iniciada en junio para recabar información sobre un grupo organizado que se dedicaba a introducir y distribuir grandes partidas de sustancias estupefacientes en la provincia, sobre todo en el Campo de Gibraltar.

Según informó ayer la Policía Nacional en un comunicado, el Greco le seguía la pista a una organización que estaría liderada por J.M.G.E., alias 'Padilla', de 46 años y domiciliado en La Línea, que gestionaba las ventas de la droga, sus precios, buscaba a compradores y los vehículos necesarios para los transportes. Entre sus más estrechos colaboradores estaban D.L.F., de 42 años y vecino de La Línea, y E.G.B., de 49 años y residente en San Roque. Estos son los tres detenidos en el operativo y que ya han sido puestos a disposición del Juzgado de Instrucción número 3 de San Roque.

Durante la mañana del pasado viernes los investigadores pudieron detectar diferentes movimientos y contactos entre los componentes del grupo, que les indujo a sospechar que la banda estaría ultimando los preparativos para la adquisición de un importante partida de estupefacientes. Así, se intensificó el control y siguieron hasta Sanlúcar a los 'narcos' que iban en dos vehículos, uno ocupado por E.G.B. y otro conducido por D.L.F. Poco después volvían a seguirle el rastro, con rumbo a El Puerto.

A la entrada de dicha ciudad, los miembros del Greco que seguían a los vehículos solicitaron la presencia de más agentes, que movilizaron la furgoneta conducida por D.F.L, que opuso resistencia y hubo que fracturar el cristal del coche para detenerlo, causando heridas tanto al arrestado como a uno de los agentes. Dentro de la furgoneta se encontraban los 700 kilos de hachís.

Mientras el otro vehículo emprendió la huida y E.G.B. no pudo ser detenido en ese momento. Sin embargo, fruto del trabajo realizado desde junio, pudo ser localizado en Benalmádena y gracias al dispositivo de vigilancia se detiene también al cabecilla de la red en la misma localidad. Además han sido incautados cinco vehículos, 981 euros y diversa documentación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios