Se derrumba un muro del cementerio dejando al descubierto 30 ataúdes

  • La pared está tapada y cubierta con una lona negra para salvaguardar el emplazamiento

Una de las paredes del cementerio municipal de Espera sufrió anteayer un derrumbamiento dejando al descubierto cerca de unos 30 ataúdes del camposanto. El lamentable hecho sucedió cuando un trozo lineal de pared de unos 15 metros cedió y cayó dejando expuestos a las miradas el interior de alrededor de unos 30 nichos, en donde reposaban restos de fallecidos del municipio.

Tras poner en conocimiento de las autoridades este hecho, la pared ha sido tapada y cubierta con una especie de plástico negro para salvaguardar este emplazamiento. Fue recubierta una zona cuya anchura medía aproximadamente siete metros. Así permaneció durante la jornada de ayer.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios