Otra empresa de la construcción, Perfil Bahía, en quiebra técnica

  • La firma de Puerto Real presenta un ERE a sus 27 empleados y declara tres años de pérdidas. Los trabajadores de la firma jerezana Jerecom se encadenan

Comentarios 9

La crisis de la construcción en la provincia se cobraba ayer una nueva víctima empresarial. La empresa Perfil Bahía, ubicada en Puerto Real y dedicada a trabajos de carpintería metálica, PVC y otro tipo de materiales para obra civil, declaraba su situación de quiebra técnica y comunicaba a sus 27 empleados la presentación de un Expediente de Regulación de Empleo (ERE).

Por tal motivo, una representación de los trabajadores acudió en la mañana de ayer a la Unidad Administrativa Municipal del Ayuntamiento para mantener un encuentro con el primer teniente de alcalde, Antonio Noria. Según comentó el delegado sindical de UGT en la empresa, Manuel Jesús Calleja, el común denominador de los trabajadores de Perfil Bahía es la "incertidumbre", dado que desconocen si percibirán la nómina correspondiente al mes de febrero y cuándo lo harán. Cabe resaltar la juventud de la plantilla de la compañía puertorrealeña, ya que la media de edad oscila entre los 25 y 40 años.

En cuanto a cómo se han desarrollado los acontecimientos, los trabajadores mostraron su malestar por "la forma" en la que los gestores de la empresa han comunicado la situación. Por otro lado, muchos de ellos también cuestionaron la negativa marcha de la compañía ya que, según explicaron, "resulta paradójico" que los gestores han comunicado que la compañía lleva tres años con pérdidas, cuando en el mismo periodo, Perfil Bahía ha recogido diferentes reconocimientos a su labor empresarial. Desde hace más de un mes, la producción de la empresa ha sido nula, como relató Manuel Jesús Calleja, que añadió que "a pesar de esto no esperábamos el desenlace final". Al respecto, cabe apuntar que en las últimas semanas la plantilla se ha visto paulatinamente reducida con despidos, pasando de 50 a 27 empleados. Este periódico intentó contactar con los propietarios de la empresa, que no quisieron realizar declaraciones.

Por su parte, desde el Ayuntamiento de Puerto Real, Antonio Noria mostró su apoyo a los afectados y, al finalizar la reunión, realizó un llamamiento a las administraciones competentes en materia de empleo, "que no hace mucho premiaron a la empresa, para que intervengan de manera efectiva. Todos los ciudadanos, independientemente de su número, deberían contar con las mismas oportunidades, medidas y respaldo institucional para salir de la adversidad que supone perder un puesto de trabajo".

Por otra parte, la protesta que ayer llevaron a cabo los trabajadores autónomos que trabajaban para la constructora Jerecom se convirtió en un acto en el que los sentimientos estuvieron a flor de piel. Casi un centenar de personas, entre afectados, familiares y sindicalistas, se concentraron a la altura del número 18 de la Hijuela de Albadalejo para encadenarse a las puertas de la que presumen se trata de una nueva empresa de la familia Grimaldi, la misma que, según aseguran, "nos ha llevado a la ruina". Fue en torno a las doce y media del mediodía cuando los afectados se concentraron en la puerta. Nada más llegar, las oficinas quedaron cerradas a cal y canto con los responsables de la compañía en su interior.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios