La campaña de los 'mediomileuristas'

  • Cáritas atiende a cerca de un millar de familias que sin ser pobres de solemnidad, no superan los 500 euros al mes para vivir · Cada vez son más los inmigrantes que acceden a esta ayuda de la ONG

Un año más los voluntarios de Cáritas Parroquiales viven estos días previos a las fiestas con un ritmo frenético, ultimando todos los detalles necesarios para poder llevar a buen puerto la campaña de Navidad 2007. Como en los últimos años, en torno a un millar de familias de la ciudad se beneficiarán de esta ayuda que, como explica el coordinador local de la ONG, José Serrato, está destinada a unidades familiares cuyos ingresos mensuales no superan los 500 euros, lo que se ha dado en llamar 'mediomileuristas'. "No estamos hablando de pobreza absoluta, sino de pobreza relativa. Tenemos muchísimos casos de viudos, parados de larga duración o pensionistas, personas a las que no les falta un techo pero que no pueden hacer un gasto extra en Navidad porque no pueden estirar más sus ingresos", explica José.

El año pasado la parroquia que más solicitudes atendió fue la de El Carmen y San Marcos, donde Cáritas tiene su sede, que es la que coordina la campaña y a la que acuden la mayoría de los inmigrantes que se acogen a esta iniciativa, cada vez en mayor número. Así, de las casi 530 solicitudes atendidas en esta parroquia, 219 fueron presentadas por parte de inmigrantes. San Joaquín atendió 137 solicitudes; La Prioral 124; San Francisco 60 y la Milagrosa, 58 solicitudes. En total, más de 900 familias que de nuevo recogerán el próximo día 20 su cesta de Navidad, en la que se incluyen productos no perecederos y otros frescos como pollo o huevos. Como explica José Serrato "todos los años empezamos desde cero, sin ningún presupuesto, y a través de cartas dirigidas a colegios, bodegas y otras empresas siempre conseguimos el dinero necesario para afrontar la campaña. En total el presupuesto con el que contamos este año asciende a 40.085 euros y el valor de cada cesta es de 44,19 euros". Normalmente las cartas se empiezan a enviar en el mes de octubre y las cestas se reparten pocos días antes de Navidad en la parroquia del Carmen y San Marcos. Los requisitos que Cáritas exige para solicitar esta ayuda son un certificado del Servicio Andaluz de Empleo que acredite que la familia no ingresa más de 500 euros y una fotocopia de la cartilla de la Seguridad Social.

José Serrato ha venido observando cómo los beneficiarios de estas ayudas son cada vez más jóvenes. Además de las personas viudas y pensionistas a las que no les llega con sus ingresos, muchos jóvenes que cuentan con ingresos muy bajos acuden a solicitar este pequeño empujón que supone la cesta de Cáritas. Como explica Serrato "antes la cesta se entendía como una tradición por las fiestas pero es que ahora, para muchas familias es una auténtica necesidad".

Pero la labor de Cáritas no se limita a unos cuantos días en torno a la Navidad. "Cáritas son los 365 días del año", dice José, quien añade que la labor de la ONG se divide entre la acogida a familias, la promoción y el desarrollo y la denuncia de las situaciones de pobreza. "No podemos abarcar ayudas fuertes porque tampoco recibimos ningún tipo de aportación pública, sólo una ayuda puntual de Bienestar Social en estas fechas, pero hacemos lo que podemos", explica. Como dice el mensaje escogido este año para la campaña, "Si tienes mucho, da mucho, si tienes poco, da poco, pero da siempre". Cáritas tiene dos cuentas corrientes abiertas para quienes quieran aportar su granito de arena. Una en la entidad Unicaja con el número de cuenta 2103/0615/07/0032685818 y otra en Cajasur con el número 2024/0415/25/3300004048.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios