El juez archiva la rocambolesca trampa al ecologista Juan Clavero

  • Atribuye a "actuaciones malintencionadas de terceros" la aparición de cocaína en su furgoneta

  • "Se volvió contra ellos, ahora hay que saber quiénes son ellos", afirma el activista

Juan Clavero cortando una valla en la finca que va de El Bosque a Zahara. Juan Clavero cortando una valla en la finca que va de El Bosque a Zahara.

Juan Clavero cortando una valla en la finca que va de El Bosque a Zahara. / cedida por ecologistas en acción

Comentarios 1

Lo que era una evidencia para todo el mundo ayer se revistió de oficialidad. El juez de Ubrique ordenó el sobreseimiento de la causa con tra el histórico ecologista Juan Clavero, al que hace tres semanas una patrulla de la Guardia Civil le encontró 47 gramos de cocaína en su furgoneta después de recibir una llamada anónima en la que se decía que se dirigía a la Feria de Bornos para vender la mercancía. Una historia verdaderamente estrambótica. Ese día Clavero había recorrido alguna de las fincas aledañas a La Breña del Agua, donde existe un conflicto por la apertura de los caminos públicos, que en algunos casos se encuentran vallados. Además, la organización Ecologistas en Acción ha insinuado que se están utilizando operaciones de compra venta en fincas de monte para el lavado de dinero negro.

El juez, que desde el momento en que tomó declaración a Juan Clavero creyó su versión de los hechos, dejándole en libertad, apunta a que "actuaciones malintencionadas de terceros" causaron el incidente. "Las actuaciones se inician por una denuncia anónima, y conducen a pensar que estamos ante un posible modo de tratar de menoscabar el nombre, reputación y las actividades del denunciado", redacta el juez en el texto de sobreseimiento. En definitiva, que alguien le colocó la droga en la furgoneta. Y ese alguien no era muy difícil de señalar, ya que esa mañana en la excursión a la finca se coló un desconocido que se identificó como ecologista.

El auto se pregunta por la inacción de las administraciones en la usurpación de caminos

Para Juan Clavero, que ayer se mostraba "satisfecho por la rápida resolución del caso", esto aún no ha terminado. "Se dice que la trampa les salió mal, pero tan mal no les salió porque a mí me detuvieron y pasé una noche en el calabozo. Luego es cierto que se ha vuelto contra ellos, pero hay que saber y demostrar quiénes son ellos".

El auto del juez no se queda en el simple hecho de que Juan Clavero no es un traficante de drogas, algo que ventila en los primeros párrafos sin dejar lugar a dudas y narrando la disposición a colaborar en todo momento del detenido para demostrar su inocencia, sino que alude al fondo del asunto: la revindicación de los caminos públicos de paso en las fincas privadas. Las marchas de este grupo ecologista "dan a conocer el carácter público de estos terrenos, y ponen de manifiesto que se ven de alguna manera ocupados o invadidos por propietarios privados, sin que hasta la fecha se haya determinado ninguna acción legal por parte de la Administración Pública que resultara titular de las mismas, sobre este aspecto".

Clavero, en conversación con este medio, insistía ayer en su reivindicación de liberar los caminos públicos y que seguiría con su batalla: "Es como si te cortan una calle de tu ciudad y alguien te dice que es suya. ¿Cómo reaccionaríamos? Lo preocupante es hasta qué punto pueden algunos a llegar para evitar que la gente pase por caminos que son de todos".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios