La aprobación de las ordenanzas para la regularización irá a pleno el 28-M

  • Su respaldo definitivo permitirá iniciar a partir de septiembre el proceso de legalización de las 15.000 viviendas situadas en las Áreas de Gestión Básica, lo que generará una inversión de 400 millones de euros

Comentarios 5

La Gerencia Municipal de Urbanismo confirmó ayer tarde que las ordenanzas que regularán el proceso de legalización de las 15.000 viviendas situadas en las Áreas de Gestión Básica serán sometidas a su aprobación definitiva en un pleno extraordinario que se celebrará el próximo 28 de mayo.

Teniendo en cuenta los trámites administrativos posteriores, y según los cálculos del propio delegado municipal de Urbanismo, se estima que será a partir del próximo mes de septiembre cuando pueda iniciarse, oficialmente, el proceso de legalización y, por tanto, de urbanización de los casi 18 millones de metros cuadrados que conforman las nueve Áreas de Gestión Básica, "una superficie mayor que la de muchas capitales de provincia", según destacó José Pedro Butrón.

Esta amplia superficie, que generará una inversión de 400 millones de euros, será urbanizada en el plazo de unos ocho años, si bien el ritmo de actuación dependerá en gran medida de los vecinos, que serán los que tengan que sumarse al proceso de regularización.

Butrón reconoce que "será un proceso largo, tedioso, complicado y no exento de problemas, pero los procesos se terminan porque alguien los empieza".

Lo que sí tiene claro el delegado municipal de Urbanismo es que "lo vamos a iniciar para terminarlo, evitando que se repita lo que ya ha sucedido en dos ocasiones anteriores, en las que se paralizó tras un atisbo de inicio. Ahora es un proceso inexorable, que no puede tener marcha atrás".

En este sentido, Butrón ha reconocido que habrá qué determinar qué ocurre con los dos mil propietarios que ya iniciaron los trámites de homologación de sus viviendas en 1998.

En cualquier caso, este detalle deberá quedar recogido en las ordenanzas que se someterán a votación el próximo 28 de mayo y que ya van por su segundo borrador, donde se han introducido algunas modificaciones con respecto al primero de cara a "intentar reflejar hasta el mínimo detalle posible".

Ahora, Urbanismo está a la espera de que "la oposición aporte las modificaciones que estime oportunas, porque entendemos que este proceso requiere un apoyo unánime, ya que se trata de dotar de los servicios básicos a miles de familias y, por ello, no debe existir división política".

De forma paralela a las ordenanzas, también deberá ser aprobado, aunque en este caso no necesariamente en un pleno extraordinario, el Plan Director de Infraestructuras, un documento en el que se detallan las actuaciones necesarias para dotar de servicios básicos a las nueve Áreas de Gestión Básica.

Según estima Urbanismo, el PDI será aprobado a lo largo del verano, coincidiendo con el periodo de alegaciones que deberá cumplirse tras la aprobación de las ordenanzas reguladoras.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios