La ampliación del puerto de Tarifa costará 200 millones de euros

  • Manuel Morón, presidente de la Autoridad Portuaria de la Bahía de Algeciras, afirma que en el proyecto "se ha extremado" la protección medioambiental

La enorme pujanza turística que a lo largo de los últimos años ha experimentado el puerto tarifeño ha obligado, según palabras del presidente de la Autoridad Portuaria de la Bahía de Algeciras (APBA), Manuel Morón, a plantear "nuevos retos para mejorar las infraestructuras que se encuentren acordes con las expectativas de crecimiento que está experimentando tanto la actividad portuaria como el propio municipio", apuntó al término del encuentro mantenido ayer con el alcalde de Tarifa, Miguel Manella, a quien le entregó varias recreaciones infográficas sobre fotografías aéreas reales. En ella se puede observar cómo quedarán al término de las obras las nuevas y modernas infraestructuras proyectadas.

Morón, Manella y varios técnicos de la APBA abordaron diferentes aspectos de esta ambiciosa iniciativa que supondrá una inversión de alrededor de 200 millones de euros y que posibilitará la creación de una nueva y mayor estación marítima, la creación de ocho nuevos atraques y una longitud de dique de protección de algo más de dos kilómetros que propiciará un mayor tráfico comercial.

El presidente de la APBA manifestó que en el diseño se ha extremado la protección medioambiental. Así, a la idea inicial, que contemplaba la construcción de un contradique desde la isla de Las Palomas, se ha pasado finalmente a la ampliación sola y exclusivamente de la zona portuaria hacia el este, hacia la zona de la popular playa de la Caleta, que debido a estas gigantescas obras desaparecerá engullida por el progreso y la prosperidad comercial y económica del municipio.

El proyecto contempla necesariamente un nuevo acceso al puerto que enlazará con la futura A-48, y atravesará buena parte de la zona conocida como El Camorro. También se contempla la construcción de un aliviadero artificial del arroyo de la Miel. Aseguró que se han tenido muy en cuenta cuantas alegaciones tanto del Ayuntamiento y de otros colectivos se han presentado durante la fase de exposición pública de la memoria inicial.

El presidente destacó que las obras propiciarán un cambio sustancial en la actividad portuaria del municipio. Así, si hasta ahora el puerto contempla la actividad pesquera, deportiva y de pasajeros, con la terminación de estas obras se favorece el desarrollo comercial -tráfico de camiones con mercancías-. Una actividad ahora inexistente y que, en boca Morón, reportará importantes beneficios económicos a la localidad. Para ello, cree necesario la construcción paralela de alguna zona logística en las cercanías del puerto y a lo largo del nuevo acceso que pueda compaginar y atender las nuevas demandas comerciales y turísticas.

Los plazos, que no están aún concretados puesto que no ha finalizado la fase de exposición pública y alegaciones al proyecto que concluye el próximo día 17 de enero, continuarán con el trámite de obtención de la declaración de impacto ambiental, algo que no se espera hasta la finalización de este año. A partir de ahí, el proyecto que tiene una expansión y construcción faseada, deberá de estar al tanto de los datos de la demanda de tráfico marítimo y comercial. Morón cree que su evolución dependerá mucho de la evolución del tráfico en el Estrecho con la entrada en explotación del puerto de Tánger-Med, y según esa incógnita, "se aligerarán o las ralentizaremos las inversiones en función de la demanda".

El proyecto será presentado oficialmente al público en la Casa de la Cultura de Tarifa durante un acto que ha sido convocado para las siete de la tarde del próximo viernes día 11.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios