El alcalde asegura que el "PSOE asesora a la Plataforma"

  • Marín denuncia que le presta ayuda jurídica en su afán de "crear un caldo de cultivo contra el cuatripartito" · "No vamos a consentir que el PSOE movilice con mentiras"

El alcalde de Chiclana, Ernesto Marín, salió ayer al paso de las declaraciones formuladas por los representantes de la recién constituida Plataforma por Chiclana, colectivo que ha anunciado la convocatoria de una manifestación para el próximo día 15 bajo el lema 'Chiclana se hunde' en protesta por la situación económica del municipio.

En primer lugar, el alcalde calificó de "incomprensible" la postura de los colectivos que conforman esta plataforma, que culpan en gran medida al gobierno cuatripartito de la crisis económica que afecta a la localidad. "Si bien es cierto que, como manifiesta el portavoz de este colectivo, José Luis Peña, Chiclana se hunde, es consecuencia, única y exclusivamente, de la política económica que está llevando a cabo el gobierno de Zapatero", manifestó el regidor municipal.

"No obstante", añadió, "la percepción de este equipo de gobierno no coincide con la de esta plataforma, puesto que si bien es cierto que desde que nos hicimos responsables del gobierno municipal hemos tenido que enfrentarnos sobre la marcha a los problemas generados por la mala gestión socialista, nos encontramos, además, trabajando con ahínco en nuevos proyectos encaminados a regenerar la economía local para que Chiclana avance, evolucione y se desarrolle de forma fructífera".

Asimismo, Marín, para argumentar que la crisis es extensiva a toda España, apuntó que "la UCE advierte de la situación de endeudamiento a que la se enfrentarán millones de familias en 2008 por la subida de las hipotecas, el recibo de la luz, del gas, del agua y del transporte público. La economía española, además, ha perdido 15 puntos de competitividad exterior, el peor resultado de los países europeos, a excepción de Irlanda, según el Banco Central Europeo". "De esta manera y con estos datos", aseguró, "es lamentable que sigan culpando de la crisis nacional al gobierno cuatripartito de Chiclana".

Además, Marín aclaró que "si este colectivo pretende reivindicar soluciones a los problemas económicos que se están generando en la ciudad a causa del abandono de organismos superiores, tendrán todo nuestro apoyo en reivindicar inversiones y mejoras para la ciudad. Ahora bien", recalcó, "no vamos a consentir que el Partido Socialista pretenda movilizar a los ciudadanos en contra del gobierno cuatripartito utilizando mentiras y demagogia. Es incomprensible que se culpe a un gobierno municipal de querer restituir la legalidad urbanística, algo que el PSOE no ha hecho durante sus años de gobierno. Estamos totalmente convencidos de que nuestra premisa en este gobierno es cumplir la ley y lamentamos que nuestro afán de legalidad afecte a colectivos que durante años se han beneficiado de la construcción ilegal".

" Durante años", añadió, "el PSOE ha engañado a los ciudadanos y en lugar de preocuparse de plantear alternativas económicas y laborales reales y estables para esta ciudad, ha dejado que el futuro de Chiclana se basara en el ladrillo ilegal, creando una estabilidad económica totalmente ficticia, que ahora está pasando factura".

Por último, el alcalde chiclanero consideró lamentable que el PSOE pretenda ahora negar que está detrás de esta movilización. "Todos sabemos que los socialistas están intentando crear un caldo de cultivo para perjudicar al gobierno cuatripartito, sin tener en cuenta que a quien realmente perjudican es al futuro de Chiclana y a los chiclaneros. Ni Román ni Verdier pueden negar que estén organizando y alentando esta movilización puesto que todos sabemos que son ellos mismos quienes están asesorando al colectivo jurídicamente". "En cualquier caso", puntualizó, "sólo me resta avisar y advertir a Román que con esta postura sólo conseguirá perjudicar a su propio partido, puesto que los ciudadanos terminarán castigando este intento de crispar sin trabajar productivamente por la ciudad. De hecho, lo que inicialmente iba a ser una huelga general ha terminado por convertirse en una manifestación ante el escaso respaldo que han obtenido".

En cualquier caso, el alcalde no dejó pasar la ocasión para recordar que, "en un esfuerzo de que la economía de los chiclaneros se resienta lo menos posible, este gobierno municipal ha congelado los impuestos, no hemos subido ni una sola tasa municipal, a pesar de que la revisión catastral realizada por el Gobierno central provoque una subida del IBI".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios