Los acusados por el crimen del Oh Palace declaran en la Audiencia

Armas decomisadas aportadas como prueba a la causa. Armas decomisadas aportadas como prueba a la causa.

Armas decomisadas aportadas como prueba a la causa.

Los tres acusados por el caso Oh Palace, que persigue esclarecer el asesinato del empresario leonés Ángel Federico Rodríguez -cuyo cadáver apareció en el interior de su propio coche calcinado y con un tiro en la cabeza-, prestan declaración hoy en la Audiencia Provincial de Cádiz ante el jurado que tendrá que determinar si son culpables o inocentes del crimen acaecido en El Puerto en febrero de 2015.

Tanto el principal procesado por esta causa, brazo ejecutor del asesinato según la Fiscalía, como los otros dos encausados, a los que el Ministerio Público acusa de encubrir el crimen y profanar el cadáver del gerente del club, llegan a juicio en libertad. La sesión celebrada ayer, que se prolongó toda la mañana, se centró de forma exclusiva en la conformación del jurado.

En sus conclusiones iniciales, la defensa del principal acusado por el asesinato del dueño del prostíbulo ha señalado que el día de los hechos, el 24 de febrero de 2015, ambos mantuvieron una fuerte discusión por motivos personales, concretamente por desavenencias en la gestión del negocio. 

Según la versión de la defensa, el empresario leonés fue a buscar al procesado a su domicilio portando un arma. En el transcurso de la disputa hubo un forcejeo en el que "la pistola se disparó", causando la muerte de Ángel Federico.

El acusado por este crimen, ha sostenido su abogado, vivía "atemorizado" por las constantes amenazas del dueño del Oh Palace, quien además de extorsionar a los gerentes de otros clubes, le enviaba frecuentemente a acreedores para reclamarle deudas económicas que Ángel Federico tenía pendientes con ellos

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios