Urbanismo pedirá ayudas a la Junta para el proceso de regularización

  • El objetivo municipal es que el costo no recaiga sólo en los vecinos · La media que deberá abonar cada propietario ronda los 40.000 euros · La Gerencia estima que el proceso se prolongará entre 10 y 12 años

Comentarios 3

El Ayuntamiento de Chiclana, a través de su Gerencia de Urbanismo, va a solicitar, con carácter oficial, una serie de ayudas económicas a la Junta de Andalucía con objeto de reducir el costo que deberán soportar los propietarios de las viviendas situadas en las nueve Áreas de Gestión Básica y que formarán parte del proceso de regularización que arrancará el próximo jueves, día 31, con la apertura de la oficina integral para el desarrollo de estas zonas.

Según las estimaciones básicas realizadas por Urbanismo, la inversión que puede generar este proceso de inversión rondará los 600 millones de euros. El total de viviendas afectadas, según también cálculos municipales, ronda las 15.000, por lo que, actualmente, la cantidad media que deberá abonar cada propietario ronda los 40.000 euros o, lo que es lo mismo, más de seis millones y medio de las antiguas pesetas.

No obstante, y según reconoce el propio delegado de Urbanismo, José Pedro Butrón, "actualmente se desconoce el número exacto de viviendas irregulares, porque en la Gerencia no existía ningún dato concreto cuando llegamos al gobierno municipal".

En este sentido, Butrón explica que "habrá que esperar a la aprobación del Plan Director de Infraestructuras para conocer no sólo el costo que va a suponer la urbanización de estas nueve Áreas de Gestión Básica, sino también cuántas viviendas se van a ver afectadas".

El proceso de regularización de viviendas se iniciará, como tal, a partir del próximo día 31, con la apertura de la oficina integral para el desarrollo de las Áreas de Gestión Básica. En una primera fase, esta oficina se limitará a facilitar información a los ciudadanos.

Posteriormente, una vez que sea aprobado el Plan Director de Infraestructuras, algo que podría producirse a principios del próximo verano, comenzará el proceso de recogida de datos y la realización de los primeros proyectos. A partir de ahí, el desarrollo del mismo, según explica Butrón, "dependerá de nosotros mismos, pero, sobre todo, del grado de implicación de los vecinos. Cuanto mayor implicación, menos tiempo se tardará en completar el proceso".

En principio, la Gerencia Municipal de Urbanismo estima que el proceso de regularización de viviendas podría prolongarse "entre diez y doce años", si bien el objetivo municipal es "reducirlo al menor tiempo posible".

En cualquier caso, primero habrá que aprobar el Plan Director de Infraestructuras, un documento cuyo borrador espera darse a conocer el próximo mes de febrero, comenzando a partir de ahí un largo proceso burocrático hasta su aprobación definitiva.

En cuanto a la inversión, Butrón advierte que "la Ley dice que los costos deben ser sufragados por los afectados, si bien entendemos que en este caso es necesaria la implicación de otras administraciones porque en su día fueron las que ayudaron a que el problema se acrecentara al mirar hacia otro lado. Por ello, vamos a hacer una petición formal, solicitando las ayudas necesarias, ya que lo que ha sucedido en Chiclana no tiene comparación con ningún otro municipio de España".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios