Trabajadores de la Base piden al alcalde que defienda sus empleos

  • Dicen que Lorenzo Sánchez no les ha mostrado su apoyo tras la marcha a Rota

Tras la celebración de la XXIII Marcha a Rota cuyo mensaje fue el desmantelamiento de la Base Naval de la localidad, algunos trabajadores civiles del recinto militar roteño han salido a la palestra para trasladar su malestar y preocupación por no haber escuchado en ningún momento por parte del alcalde de Rota, Lorenzo Sánchez, unas declaraciones en defensa del mantenimiento de los puestos de trabajo que genera el recinto militar.

A pesar de que a principios de semana la portavoz del PSOE, Encarnación Niño, pedía al regidor roteño que se posicionara y que públicamente manifestara su posición a favor de la Base como motor económico de la localidad, la máxima autoridad local no ha comparecido. Es por lo que estos cinco trabajadores, en representación de un amplio colectivo, y dejando claro su respeto a la libertad de expresión y hacia manifestaciones como la Marcha a Rota, han pedido sentirse respaldados "ya que hasta ahora nos sentimos desamparados sobre todo, si el único mensaje que trasciende a los medios nacionales es que los roteños no quieren una base militar". Algo que aseguran Andrés Varela y Francisco Segarra como portavoces de sus compañeros, que "no se ajusta a la realidad" ya que de la Base se desprenden en torno a los 3.000 puestos de trabajo.

En la misma línea, han manifestado que lo único que quieren defender es su empleo y que Lorenzo Sánchez como alcalde de Rota, los respalde al igual que en su momento hizo con los trabajadores de Delphi.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios