"Ni Rilco ni Quality marcan ya la agenda"

  • José de Mier afronta su segundo mandato con el objetivo de situar a la Zona Franca al frente del desarrollo económico

Cuando llegó hace cuatro años a la Zona Franca se encontró sobre su mesa con dos dardos envenenados: Quality Food y Rilco (y todo lo que rodeó a la gestión de sus antecesores del PP). Cuatro años más tarde, aunque aún quedan flecos por solucionar, ni Rilco ni Quality marcan ya el día a día en la agenda de la Zona Franca.

Tras invertir horas y horas de trabajo en ambas cuestiones, que pusieron al Consorcio al borde del caos, De Mier se dispone a culminar en este nuevo mandato lo que sí le dio tiempo iniciar en la segunda mitad del primero: convertir a la Zona Franca en el motor de la economía de la provincia. "Queremos estar presentes en la economía de la provincia y velar por el desarrollo de Cádiz y su entorno. Nos vamos a meter en casi todo pero nunca solos, sino con la participación de otras administraciones, como ya pasa en Cádiz o en Puerto Real", destaca a Diario de Cádiz el delegado del Estado.

Ciertamente, la Zona Franca ya ha traspasado las fronteras naturales del recinto gaditano donde nació hace más de 70 años. Su apuesta por poner en valor suelo industrial o por participar en operaciones de calado económico le ha llevado a estar presente en Puerto Real, Algeciras, Jerez, Los Barrios, San José del Valle, Barbate, Vejer, San Fernando...

De cara a mejorar el funcionamiento de todo el Consorcio, uno de los objetivos que se marca José de Mier es unir en una única sociedad a todas las empresas de gestión. "Queremos emprender ya la reforma societaria, lo que supondrá la desaparición de alguna de las empresas actuales, definiendo de forma más clara el papel que queremos que asuma el Consorcio de la Zona Franca de Cádiz".

En este sentido, De Mier descarta que, por el momento, se vaya a entrar en la gestión del polígono de Las Aletas. Considera que la forma de gestión del Consorcio del futuro parque empresarial está muy definida, "por lo que no nos interesa tener una participación activa", lo que no significa que no se vaya a colaborar allí donde se pida la opinión experta de la Zona Franca. Afirma el delegado que la presencia de esta institución en otros puntos de la provincia, como dinamizador industrial, sirve de complemento a la operación dibujada en Las Aletas a cuyos rectores sí pide una cosa: que se haga una buena difusión de los suelos y de las ventajas de instalarse en la Bahía.

La mejora en la gestión de la Zona Franca iniciada hace dos años, y que ahora se quiere completar, ha provocado que sean numerosas las grandes firmas nacionales e internacionales que se han mostrado interesadas por ubicarse en la provincia. "Debemos estar preparados para dar una respuesta positiva y con las infraestructuras necesarias para evitar su marcha", lo que permitirá la necesaria diversificación de todo el tejido económico provincial.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios