Retos del sector: más industrias y unión con la pesca

  • La Fundación Centro Tecnológico y la asociación Asema diseñarán una guía de buenas prácticas

Hasta ahora, la industria acuícola se ha basado fundamentalmente en la producción o engorde de peces y moluscos "enteros, a granel y sin diferenciar". El producto se pone en el mercado o sale de la provincia hacia otras regiones o países donde se realiza el procesado industrial: fileteo, precocinado, conservas, ahumados y hasta envasado. Éste es el principal cambio de proceder, y de mentalidad, que tiene que afrontar el sector para mejorar su calidad y también sus ingresos, tal y como se expuso ayer en la tercera reunión del patronato de la Fundación Centro Tecnológico de Acuicultura de Andalucía, cuya sede se ha establecido en El Puerto de Santa María.

La institución, que nació a finales de 2007, se ha marcado esto como una línea de trabajo "prioritaria". El propósito es que las empresas del sector caminen hacia una mayor industrialización siguiendo tres direcciones: transformación del producto, envasado y diferenciación a través de nuevas marcas de calidad.

Otros pilares de la actividad de la fundación serán la investigación y producción de alternativas de nutrición para reducir la alta dependencia de las harinas y aceites de pescado; la mejora medioambiental de las explotaciones a través de la reducción de los residuos, el uso de energías renovables o el desarrollo de métodos ecológicos; y, en cuarto lugar y también muy importante, el establecimiento de lazos de cooperación con el sector pesquero para implicar en la actividad acuícola a las cofradías, cuyos recursos excedentes, como barcos o instalaciones en tierra, son muy útiles para esta industria.

La fundación, que está presidida por Lázaro Rosa y dirigida por Juan Manuel García de Lomas, cuenta con 25 patronos: 19 empresas privadas, tres administraciones públicas (Agencia IDEA, UCA y empresa pública DAP), la Asociación de Empresas de Acuicultura Marina de Andalucía (Asema), la organización de productores andaluces (OPP-53) y la Fundación Caja Rural del Sur. Una variada representación en la que García de Lomas destacó la adhesión de todas las grandes empresas del sector, que absorben más del 70% de la producción acuícola de la Comunidad andaluza.

Además de la reunión del patronato, la Fundación cerró ayer dos acuerdos de colaboración con el colectivo Asema, que preside Antonio Concepción. El primero es un convenio marco para aunar esfuerzos en materias como la investigación, la transferencia de conocimientos y la formación, y el segundo es específico para elaborar una guía de buenas prácticas en la producción y la manipulación de los productos acuícolas.

El proyecto, que tiene un presupuesto de 106.900 euros y un plazo de ejecución de más de un año, contará con la implicación de las universidades de Cádiz y Granada, que proporcionarán cinco titulados superiores en calidad de investigadores.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios