Prisión sin fianza para uno de los acusados del secuestro del empresario Rafael Ávila

  • M.I.R. fue detenido en Sevilla por su supuesta implicación en el secuestro de mayor duración por motivos económicos que se ha producido en España

Comentarios 3

Un juzgado de Sanlúcar ha decretado la situación de prisión de M.I.R., que ya se encontraba en el centro penitenciario de Sevilla II, tras prestar declaración por su implicación en el secuestro del empresario Rafael Ávila el pasado junio, por el que fueron detenidas nueve personas.

Fuentes jurídicas han precisado a Efe que el titular del juzgado de instrucción número cuatro de la localidad gaditana ha imputado a M.I.R. en sendos delitos de detención ilegal y trato degradante, por lo que ha resuelto la situación de prisión sin posibilidad de eludirla bajo fianza tras prestar declaración durante toda esta mañana.

Manuel I. fue detenido en Sevilla por su supuesta implicación en el secuestro de mayor duración por motivos económicos que se ha producido en España.

El pasado día 12, el mismo juzgado decretaba libertad provisional con fianza de 3.000 euros para V.H.G., la única mujer detenida por su implicación en el mismo caso y que ha sido imputada en un delito de detención ilegal.

El resto de los detenidos permanecen en prisión hasta que el Juzgado de Instrucción número 4 de Sanlúcar de Barrameda, que se encarga de toda la tramitación conjunta del caso, precise las imputaciones hacia todos los acusados por este suceso.

Rafael Ávila, de 45 años, fue liberado por la Policía Nacional tras 16 días secuestrado y retenido en un chalé de Almonte (Huelva).

Nueve personas fueron arrestadas en relación con este secuestro, dos de ellas en Almonte (Huelva), dos más en Sevilla, cuatro en Madrid y uno en Sanlúcar de Barrameda (Cádiz).

El pasado 2 de junio, Rafael Ávila se dirigía a recoger su vehículo al salir de su trabajo cuando fue asaltado por al menos tres personas que le obligaron a introducirse en una furgoneta blanca sin ventanas.

Al día siguiente, los familiares del empresario comunicaron su desaparición en extrañas circunstancias e informaron de que habían recibido varias llamadas solicitando un rescate de diez millones de euros, por lo que la Policía activó el protocolo nacional de secuestros.

La Policía determinó que el empresario podría encontrarse retenido en un chalé en las proximidades de Almonte (Huelva) y fue liberado con el apoyo de efectivos del Grupo Especial de Operaciones (GEOS).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios