Prisión sin fianza para el empresario de Sanlúcar implicado en el rapto de Ávila

  • El juez que lleva el caso imputa sendos delitos de detención ilegal y trato degradante a Manuel Ibáñez García, conocido como 'el de las baratijas' · Sólo uno de los nueve arrestados por la Policía está libre

Comentarios 4

El titular del Juzgado de Instrucción número cuatro de Sanlúcar que instruye el caso del secuestro del empresario local Rafael Ávila Tirado decretó ayer prisión sin fianza para Manuel Ibáñez García, el único de los nueve arrestados por la Policía por su presunta implicación en este rapto que residía en la provincia de Cádiz.

El auto judicial, que imputa a Ibáñez García sendos delitos de detención ilegal y trato degradante, conlleva que este empresario sanluqueño, conocido como 'el de las baratijas', permanezca en la prisión de Sevilla 2, en la que se encuentra recluido desde que a mediados del pasado mes de junio la Policía Nacional desarticulara esta banda de secuestradores y los GEOs liberaran en un chalé de Almonte (Huelva) a Rafael Ávila tras un cautiverio que se prolongó durante 16 días.

Con esta última decisión el juez de Sanlúcar desestima la petición de revisión de la orden de prisión planteada por la defensa de Manuel Ibáñez, que incluso ayer prestó declaración otra vez ante el instructor de la causa.

Hasta el momento permanecen entre rejas ocho de los nueve detenidos por la Policía por su supuesta implicación en el secuestro de Rafael Ávila.

La única que está en libertad es Vanesa Hidalgo García, que el pasado día 12 salió de la cárcel tras depositar una fianza de 3.000 euros. Esta mujer reconoció en sus comparecencias anteriores que llevó en su coche a su ex pareja -Miguel Rodríguez de Sousa, también detenido en esta misma operación- hasta una cabina telefónica de Madrid donde se realizó una llamada a la familia del secuestrado. Vanesa Hidalgo aseguró al juez que desconocía el contenido y el motivo de aquella llamada.

Por su parte, según las investigaciones policiales que tendrán que ser corroboradas por la Justicia, el sanluqueño Manuel Ibáñez García fue quien eligió a Rafael Ávila como víctima de un secuestro ideado por los cabecillas de la banda -con Luis Miguel Rodríguez Pueyo a la cabeza- para recaudar dinero con el que pagar sus múltiples deudas, incluidas las que mantenían con la familia Ávila.

En el caso concreto de Ibáñez García, la Policía da por hecho que este hombre, natural de Sanlúcar y de 53 años de edad, alquiló hace tiempo un local al propio Ávila Tirado en el que habilitó un negocio de baratijas. Con el paso de los meses, sin embargo, Ibáñez dejó de pagar de forma sistemática el alquiler estipulado, por lo que fue demandado por impago por el empresario posteriormente secuestrado.

Durante los días en los que se mantuvo el rapto, Manuel Ibáñez solía pasarse por los negocios de la familia Ávila para recabar información sobre si se estaba preparando el pago del rescate reclamado por los secuestradores.

Manuel Ibáñez, que hace años ya se vio implicado en el famoso escándalo sobre abusos a menores en el sevillano pub Arny, aunque quedó finalmente absuelto, fue detenido el pasado 18 de junio junto a Rodríguez Pueyo en una vivienda de Sevilla.

Junto a él y a Rodríguez Pueyo también permanecen todavía en prisión Raúl Antonio Brey Ábalo (primo del líder del PP, Mariano Rajoy), Luis Antonio y Miguel Rodríguez de Sousa (ambos sobrinos del cabecilla de la banda, Rodríguez Pueyo), José Antonio Giles Rodríguez, José María Hidalgo García y Francisca Sánchez Arellano.

El secuestro del empresario Rafael Ávila, iniciado el pasado 2 de junio y resuelto el día 18 del mismo mes, fue calificado por la Policía como "el de mayor duración de los investigados en España" y, también, el cautiverio en el que la víctima "permaneció en peores condiciones".

Tras una complicada investigación en la que se llegó a temer por la vida del empresario sanluqueño, la Policía logró desarticular la banda y rescatar a Ávila en un chalé del término municipal de Almonte. Las nueve detenciones se llevaron a cabo, además de en esta localidad onubense, en Sevilla, Madrid y Sanlúcar.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios