El Pleno retira definitivamente los títulos concedidos a Francisco Franco

  • La moción de que Franco dejase de ser Hijo Adoptivo e Hijo Predilecto de la ciudad, así como de tener la Medalla de Oro, fue respaldada de forma unánime

La Corporación Municipal puertorrealeña celebró en la tarde de ayer su primera sesión del presente año 2008. El pleno ordinario del mes de enero resultó bastante tranquilo y prácticamente con ausencia de debate lo que hizo que no se extendiera mucho, por lo que tuvo una duración de 45 minutos.

Uno de los puntos más destacados de cuantos formaron el orden del día fue la de la retirada de manera definitiva de los título que el Ayuntamiento de Puerto Real concedió en su día al caudillo Francisco Franco.

Una moción que se encontraba encabezada por todos los grupos municipales a excepción del Partido Popular, cuyo portavoz, José Antonio Aldayturriaga no estuvo presente ayer, por lo que salió respaldada de manera unánime.

Hay que indicar que este paso es la culminación del proceso abierto en el mes de marzo del pasado 2007, donde el plenario de la Villa decidió abrir el expediente administrativo para que fueran retirados tanto el título de Hijo Adoptivo como el de Hijo Predilecto, así también le fue retirada la Medalla de Oro de la ciudad que en 1965 le fue impuesta al mencionado dictador, Francisco Franco.

De esta manera, tras la consulta realizada al gabinete jurídico municipal se intentó establecer contacto con las instituciones que intervinieron en dichas distinciones. En este punto, se ha dado el caso de que la mayoría de ellas ya no existen.

Igualmente, el deseo del Consistorio puertorrealeño entra dentro de las actuaciones que se contemplan en la Ley de la Recuperación de la Memoria Histórica. Dentro de ella, se establece que se pueden subsanar aquellos procedimientos que estuvieron adoptados por instituciones no democráticas, como fue este caso. Por tanto, se legitima al Ayuntamiento de Puerto Real, como administración confeccionada democráticamente, para retirar las mencionadas distinciones.

Una vez que todos los ediles apoyaron la moción, el alcalde, José Antonio Barroso, que fue quién dio lectura a la misma, pidió un aplauso "para todos aquellos que no pueden aplaudir".

Al margen de este asunto, también se trató la propuesta del Partido Andalucista para instaurar una subvención municipal para la promoción y estimulación del comercio local, que fue rechazada con los votos contrarios de IU y PSOE.

Al respecto, el primer edil informó de la intención del gobierno municipal de acudir a la convocatoria de la Junta de Andalucía de las ayudas destinadas al Urbanismo Comercial que según dijo "persigue la misma filosofía" que planteó la formación andalucista.

Por otra parte, durante la sesión también se aprobó la propuesta de subida de las tarifas de taxis que será remitida a la administración autonómica para su conformidad que se ha establecido en el 3,6 por ciento correspondiente al IPC anual.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios