El Papa nombra a Juan del Río arzobispo castrense de España

  • Monseñor Juan del Río ocupaba dede el año 2000 el Obispado de Jerez. Como arzobispo castrense, sustituirá a Francisco Pérez González.

El obispo de Jerez, Juan del Río Martín, ha sido nombrado por el papa Benedicto XVI nuevo arzobispo castrense, vacante tras el traslado de Francisco Pérez González a la sede metropolitana de Pamplona y Tudela.

Monseñor Juan del Río, natural de Ayamonte (Huelva), ocupa el Obispado de Asidonia-Jerez desde el año 2000 y es, desde 2005, presidente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social y obispo delegado de medios de comunicación y nuevas tecnologías.

Estudió Filosofía y Teología en el Seminario Metropolitano y en el Centro de Estudios Teológicos (CET) de Sevilla y fue ordenado sacerdote el 2 de febrero de 1974, año en que obtuvo el Graduado Social por la Universidad de Granada. Del 79 al 84 se trasladó a Roma para estudiar en la Pontificia Universidad Gregoriana donde obtuvo los títulos de Bachiller, Licenciado y Doctor en Teología.

A su vuelta a España, compaginó la actividad docente con la pastoral por lo que destaca por su conocimiento del ámbito universitario y de los medios de comunicación. Fue profesor de Teología de la Universidad de Sevilla y del Centro de Estudios Teológicos de Sevilla, además de delegado Diocesano de Pastoral Universitaria y director del Servicio de Asistencia Religiosa de la Universidad de Sevilla.

Entre los libros publicados, destacan 'Santidad y pecado en la Iglesia', 'La cultura del diálogo', 'Los desafíos de final de siglo' y 'Apuntes para la vida'. Cuenta, además, con numerosos artículos y publicaciones científicas PRESENCIA DE LA IGLESIA ENTRE MILITARES.

La misión arzobispado Castrense, que va a ocupar monseñor Juan del Río, es ofrecer asistencia religiosa pastoral a sus miembros y todas las actividades van encaminadas a hacer presente a la Iglesia en el mundo militar, y a ofrecer su disponibilidad y prestar su colaboración en las tareas de carácter asistencial y de promoción cultural y humana que se realizan en los Ejércitos.

Las acciones están dirigidas a la evangelización, catequesis, caridad, comunión eclesial, sacramentos, atención y promoción humana y centradas en dos polos fundamentales: la evangelización y atención humana de la juventud; y el cuidado pastoral de los militares y sus familias.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios