El PP prescinde de Jesús Mancha tras 18 años de diputado por Cádiz

  • El histórico dirigente popular cerrará la lista al Congreso, mantendrá sus cargos orgánicos y ocupará un puesto en una institución andaluza · Aurelio Sánchez sí mantendrá su escaño en la Cámara Baja

Comentarios 2

Jesús Mancha Cadenas, histórico dirigente del Partido Popular (PP) de Cádiz, no repetirá en los puestos de salida de las candidaturas con que esta formación política concurrirá a las elecciones del próximo 9 de marzo, según confirmaron ayer a este periódico fuentes de este partido de toda solvencia. La decisión, que al parecer ya ha sido trasladada al propio interesado, supondrá para Mancha el punto y final a una larga etapa de 18 años defendiendo los intereses de la provincia gaditana tanto en el Parlamento andaluz como en el Senado y en el Congreso de los Diputados.

Por el contrario, el PP de Cádiz sí ha revalidado su confianza en el portuense Aurelio Sánchez Ramos, que se mantendrá en los cuatro puestos de privilegio de la candidatura al Congreso junto a Teófila Martínez, José Ignacio Landaluce y un hombre o una mujer proveniente de la agrupación de Jerez cuya identidad tendrá que ser desvelada a lo largo de esta semana.

La decisión de prescindir de Mancha para ocupar un escaño en una cámara legislativa a lo largo de los próximos cuatro años no supondrá sin embargo que el PP de Cádiz deje de contar con este veterano y experimentado político. Bien al contrario, Mancha ocupará de manera testimonial y honorífica el noveno y último puesto de la lista del PP por Cádiz al Congreso, al tiempo que mantendrá los diferentes cargos y responsabilidades que en la actualidad ostenta en el organigrama provincial de esta formación política.

Además, fuentes del PP confirmaron que después de las elecciones del 9 de marzo, y una vez que se constituya el nuevo Parlamento andaluz, Jesús Mancha ocupará un cargo de relevancia en un órgano institucional de Andalucía que aún no ha sido determinado.

Nacido en Almendralejo (Badajoz) hace 66 años, Jesús Mancha se mantiene como militante del PP desde los tiempos de Alianza Popular. Debutó como representante legislativo de la provincia de Cádiz en 1990, cuando lideró la candidatura del PP a las elecciones autonómicas, aunque obtuvo sólo dos escaños. Entonces esta formación política se vio superada no sólo por el PSOE, que logró ocho representantes, sino también por el PA que lideraba Pedro Pacheco y que se hizo con cuatro escaños.

Mejor suerte tuvo Mancha en las otras dos ocasiones en las que también encabezó la candidatura del PP a unas elecciones andaluzas, en los años 1994 y 1996. En la primera empató con el PSOE a cinco representantes, mientras que en la segunda mantuvo estos cinco escaños, aunque los socialistas llegaron hasta el sexto. En estos diez años de parlamentario andaluz Jesús Mancha también llegó a ser senador en representación de la Cámara autonómica.

En las dos últimas legislaturas (2000-04 y 2004-08) cambió el Parlamento andaluz por el Congreso de los Diputados, formando parte de las candidaturas lideradas por Aurelio Sánchez (la del año 2000) y Miguel Arias Cañete, la de hace ahora cuatro años.

Pero si a Mancha le ha tocado en esta ocasión la cruz de la moneda, la cara ha caído del lado de Aurelio Sánchez Ramos, que, además de la experiencia adquirida tras muchos años en el Ayuntamiento de El Puerto, suma dos años de parlamentario autonómico (de 1994 a 1996) y 12 más de diputado nacional, desde 1996 hasta la fecha. En su currículum destaca sobre todo que fue el cabeza de lista del PP por Cádiz en las únicas elecciones generales ganadas hasta ahora por este partido en la provincia gaditana, algo que tuvo lugar en los comicios del año 2000.

Aurelio Sánchez y José Ignacio Landaluce -actual portavoz del PP en el Ayuntamiento de Algeciras- se disputarán los puestos segundo y tercero de esta lista al Congreso, mientras que el cuarto, que tiene muchas opciones de darle un escaño al PP, ha quedado reservado para Jerez.

El fichaje de Landaluce, ya adelantado por este periódico hace días, tiene dos razones claras: la primera es que es un hombre de total confianza del secretario general del PP andaluz, Antonio Sanz, y la segunda es que esta formación política -y buena parte de los medios de comunicación del Campo de Gibraltar- valoraron de manera muy positiva su trabajo en su primera etapa como diputado nacional, entre los años 2000 y 2004. Hace cuatro años no logró un escaño en el Senado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios