La crisis del 'New Flame' divide a los ecologistas gibraltareños

  • Los conservacionistas de ESG critican al Gobierno de la Roca la tardanza en el rescate

Comentarios 2

Dos grupos ecologistas de Gibraltar mostraron ayer puntos de vista enfrentados sobre la política de gestión en torno al New Flame, el chatarrero hundido en la Bahía de Algeciras, frente al Peñón.

El grupo ecologista Environmental Safety Group (ESG) mostró su apoyo a la acción de Greenpeace ya que "ha servido para llamar la atención a escala internacional" de la situación que se vive en las costas de Gibraltar desde el accidente hace seis meses. Además denunció que el rescate que ha gestionado el Gobierno del Peñón, "se ha prolongado demasiado", provocando efectos perjudiciales en el medio ambiente, lo que ha provocado el malestar de las autoridades gibraltareñas.

Estas opiniones contrastan con la del otro grupo ecologista gibraltareño. El grupo ecologista Gibraltar Ornithological & Natural History Society (GONHS) se mostró totalmente en desacuerdo con la acción emprendida por Greenpeace la pasada semana, al considerarla una "acción unilateral en aguas de Gibraltar".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios