Marín pide la mediación de la Subdelegación para acabar con las ruinas del poblado

  • El alcalde alerta sobre el incremento del peligro de estas edificaciones en verano

Una vez transcurridos seis meses desde que tuvo lugar la reunión entre Costas y el Ayuntamiento para abordar la problemática existente en el poblado de Sancti Petri en relación a las edificaciones que se encuentran en ruinas y ante la pasividad de la Demarcación, desde Alcaldía se ha remitido un escrito a la Subdelegación del Gobierno para dejar patente la preocupación municipal sobre este asunto y reclamar la mediación del subdelegado en la agilización de estas actuaciones pendientes, ya que el Ayuntamiento no tiene competencias para poder intervenir en la zona.

Concretamente, Ernesto Marín ha alertado en su escrito que "con la llegada de la temporada estival se incrementa de forma notable la ocupación ilegal de las fincas que presentan un mejor estado, por lo que cualquier derribo inesperado podría poner en peligro la vida de personas".

Igualmente, el alcalde ha dejado constancia de la existencia de jaurías de perros salvajes en las proximidades del poblado e insiste en que la acumulación de escombros de derribos anteriores está trayendo consigo la aparición de roedores en el poblado, "lo que supone no sólo una mala imagen turística de Chiclana de cara al exterior sino también un peligro de contagio para los transeúntes".

Por último, Ernesto Marín ha resaltado que la demora en estos trabajos de derribo están suponiendo también un retraso en la restauración de la capilla de Sancti Petri, cuyas obras no pueden comenzar hasta que no se proceda a la demolición de edificios colindantes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios