La Junta descarta trasladar de manera provisional los Juzgados

  • El Colegio de Abogados considera insostenible permanecer en las actuales instalaciones mientras se construye la nueva sede en Constitución

Varias eran las alternativas que se habían planteado a la Delegación Provincial de Justicia para albergar de manera provisional los Juzgados de San Fernando. La opción más factible se fijaba en los antiguos locales de Supersol en la avenida Reyes Católicos. Pero finalmente después de tres meses de estudio la Administración andaluza descarta este cambio.

La responsable provincial de Justicia, Blanca Portillo, ha alegado para este rechazo falta de consignación presupuestaria para desarrollar la operación, según informó al hasta ahora responsable de la delegación isleña del Colegio de Abogados de la provincia de Cádiz, José Adolfo Baturone. La Junta de Andalucía debía hacer frente al alquiler de las instalaciones, que serían adaptadas por el propietario para cumplir con las condiciones exigidas para unas dependencias de estas características.

Ahora se abren otras posibilidades aunque el colectivo de abogados no se muestra muy convencido de su idoneidad, principalmente por la falta de operatividad. Es el caso de la opción de sacar de los Juzgados de San José las oficinas del Registro Civil. Se buscan para ello locales cercanos que puedan alquilarse y puedan adaptarse a las necesidades requeridas. Sin embargo, ni abogados ni jueces ven con buenos ojos este arreglo, puesto que el trasiego de los funcionarios al registro es constante y continuo a lo largo de la jornada. Quedaría disponible una habitación, que tampoco, insisten, soluciona los problemas de espacio que sufren los usuarios -tanto trabajadores como ciudadanos- de estas dependencias. El ejemplo de las incomodidades por esta circunstancia es muy gráfico cuando se habla de que víctimas y presuntos agresores comparten zonas de espera en un juicio. Si el traslado del Registro Civil es sólo una idea, cobra fuerza la posibilidad de habilitar un local, tampoco lejos de San José, que recoja los expedientes del Juzgado.

Aliviaría, cree la Delegación Provincial de Justicia, el caos actual de la sede judicial, en la que se llevarían a cabo algunas reformas -como echar una mano de pintura- para mejorar, al menos, su aspecto y cambios de mobiliario.

Estas medidas servirían para alargar la vida del edificio actual, mientras se ejecuta la obra del nuevo Palacio de Justicia que se proyecta en la avenida Constitución. Según se ha transmitido a los Abogados, la Junta se compromete a acelerar el proceso de adjudicación del proyecto y de adjudicación de la obra al sacarlos de manera simultánea, lo que permitiría ganar un año al plazo previsto para que el edificio esté listo. Concretamente, se calcula que de esta forma podría estar para 2012.

Sin embargo, el Colegio de Abogados no lo ve factible, primero, porque no creen que el plazo para los trabajos se cumpla y, segundo, porque no están dispuestos a estar tanto tiempo en la sede judicial de San José.

La decisión de no trasladar las dependencias no ha sentado nada bien al colectivo, que considera que las negociaciones abiertas no han servido de nada, aunque esperan que desde la Consejería se adopte otra postura, distinta a la de la Delegación Provincial.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios