El barrio del Jarana despide en medio de la consternación a Tamara Leyton

  • Más de 300 personas acudieron está mañana al funeral de la joven, que fue enterrada en el Cementerio de Puerto Real a las 12:30 horas

Comentarios 7

Tamara Leyton, la joven fallecida a causa de los disparos realizados por dos desconocidos en la madrugada del sábado en el núcleo rural de El Marquesado fue enterrada esta mañana en el cementerio de Puerto Real. Poco antes del sepelio, se celebró el funeral en la capilla del Barrio Jarana ante la presencia de más de 350 personas.

Por otra parte, los tres heridos que permanecen ingresados en el hospital de Puerto Real a consecuencia de los tiroteos, la madre y el hermano de la única víctima mortal y un hombre de 48 años, evolucionan favorablemente ya en el área de planta, según informaron a Europa Press fuentes sanitarias.

El balance de los heridos comienza por R.L.A., hermano de T.L.A. y de 22 años de edad. El joven superó ayer una intervención quirúrgica por perforación intestinal y se encuentra ingresado en planta en la zona de cirugía, donde también se encuentra su progenitora, de 65 años de edad y que también fue ser sometida a una operación a cuenta de los impactos de perdigón sufridos en pleno abdomen.

Manuel S.G., de 48 años y con impactos de perdigón en un muslo y en el tórax, también se encuentra en planta pero del hospital de Traumatología, toda vez que el menor de 14 años que también resultaba herido en uno de los tiroteos recibió el alta médica en la misma madrugada de ayer, poco después de que acudiera a este hospital acompañado de una mujer adulta a consecuencia de las lesiones de carácter leve que presentaba por disparos de perdigones.

Cabe recordar que los hechos acontecieron a partir de las 01.30 horas de la madrugada del sábado, cuando Manuel S.G. escuchaba unos ruidos en el exterior de su finca, ubicada en el carril Colibrí de la zona El Marquesado. El sujeto, un militar en la reserva, se asomaba a la calle sólo para caer abatido a tiros y pedir socorro a su hermana vía llamada telefónica.

Pocos minutos después, antes de las 02.10 horas, T.L.A. se asomaba también alertada al rellano de su vivienda rural del carril Zurraque, en La Chacona, y encajaba al menos un disparo de perdigones a bocajarro muriendo prácticamente en el acto. Dos hombres jóvenes irrumpían al instante en la vivienda abriendo fuego contra sus moradores hasta dejar heridos inicialmente a la madre y al hermano de la víctima mortal.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios