Isabel María Gómez presentó ante el Pleno su dimisión como concejal

  • La siguiente en la lista de Izquierda Unida, Lourdes Pineda, también renuncia a la Concejalía que todo indica será ocupada por José María Martín Torres

La sesión plenaria celebrada ayer tarde por la Corporación municipal puertorreaeleña estuvo protagonizada por la presentación de la dimisión de la concejal del equipo de gobierno, Isabel María Gómez, quién por motivos laborales deja su escaño local.

Una noticia que saltó como una bomba en el último pleno ordinario estival -dado que en el mes de agosto no se celebran- a las dos horas del mismo tras debatir los puntos del día en sus acuerdos dispositivos.

El secretario accidental del Consistorio dio lectura a los asuntos presentados declarados de previa urgencia. En el primero de ellos, comunicó el escrito registrado por la edil del Gobierno municipal en el que hacía constar su renuncia a al cargo. Igualmente, también se dio a conocer la renuncia también presentada por Lourdes Pineda, que era la persona que le sucedía en la lista electoral de Izquierda Unida en las pasadas elecciones municipales de 2007.

El siguiente en la misma es José María Martín Torres, que todo apunta volverá a desempeñar funciones de concejal en el Consistorio de la Villa como ya hiciera en el pasado.

Tras dar luz verde a la decisión adoptada por Gómez, el primer teniente de alcalde, Antonio Noria (que por ausencia del alcalde presidía el pleno) agradeció su trabajo desarrollado en el año que ha estado como edil puertorrealeño. En dichos momentos emotivos, ésta también se mostró agradecida por "la confianza" puesta en su persona por parte de IU, tras lo que abandonó el pleno.

Por otro lado, durante el pleno también fue significativo observar que el conflicto de la concesión de las piscinas municipales sigue abierto en el seno de la Corporación local.

En esta ocasión, la oposición no aprobó la liquidación económica de 2007 presentada por la empresa adjudicataria, Sidecu. Un balance que arrojó unos beneficios de 172.428 euros, de los que al Ayuntamiento le corresponde un 11,7% que supone algo más de 20.000 euros. Una cuantía que de momento quedará congelada al no haber contado con el respaldo mayoritario del plenario.

Durante el debate de este punto, la oposición ahondó en el contencioso administrativo que se tiene con la reseñada empresa y su deseo de que se conozca la situación en la que se encuentra la concesión.

Por su lado, Noria significó que el punto llevado a pleno tan sólo era el balance económico, al tiempo que el delgado de Economía, Federico Paz, recordó el posicionamiento de los grupos contrario a los informes de los técnicos municipales emitidos.

Por último, también hay que comentar que se aprobó de manera unánime una moción presentada por Izquierda Unida, para instar a la Delegación Provincial de Bienestar Social a la contratación de un conserje para el centro de día de Mayores de la ciudad para los domingos y días festivos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios