Los Gallos reclama la atención "urgente" del equipo de gobierno

  • Los vecinos denuncian la existencia de socavones, cajas de electricidad sin protección, suciedad en el colector y el alcantarillado y la acumulación de basuras

Los vecinos de la urbanización Cortijo Los Gallos han vuelto a mostrar su total indignación por la situación, "lamentable", en la que se encuentra gran parte del asfaltado y el acerado de sus calles, el alcantarillado de las mismas y algunas de las instalaciones (eléctrica, de telefonía, etc.) que se localizan en unas vías en las que también se atestiguan zonas para el depósito, descontrolado, de basuras.

Esperanzados por la visita que a final del pasado año realizaron a la zona el alcalde y la delegada municipal de Participación Ciudadana y, "lo que es más importante", señaló Andrea Morpurgo, representante vecinal, "del interés que mostraron por subsanar estos problemas", "lo cierto", añadió, "es que, emitido en noviembre el informe que se nos solicitó, el delegado de Urbanismo aún no ha tenido a bien recibirnos ni muchos menos poner remedio a una situación que, tal y como se puede comprobar, registra hechos de grave peligro para los vecinos".

Sin lugar a dudas, la mayor situación de peligro se localiza en la rotonda de la gran vía de Los Gallos (imagen inferior), en la que existen varias instalaciones eléctricas al descubierto y, según ha podido constatar este medio, una de ellas, a pleno rendimiento, se encuentra al alcance de los niños. "Esperemos", agregó Morpurgo, "que no tengamos que lamentar ninguna desgracia, algo que no sería de extrañar en una zona de transporte escolar, para que se adopten las medidas correctoras oportunas".

Además de las deficiencias relativas a la electricidad, la telefonía y el agua (en la zona antes referida se encuentra un contador de Chiclana Natural cuya caja de material está destrozada), "en numerosas calles, caso de Colibrí, se detectan socavones de grandes dimensiones, algunos de una profundidad de más de diez centímetros, que constituyen un serio peligro para el tráfico rodado, especialmente para quienes circulan en motocicleta o bicicleta".

"Unos boquetes", agregó Morpurgo, "que se van ampliando con el paso del tiempo y con las lluvias, ya que ni tan siquiera se sigue la política de parcheo del asfaltado que, al menos, practicaba el anterior gobierno".

No obstante, uno de los hechos que más preocupa al vecindario es la situación en la que se encuentra el colector existente en la zona y, en especial, sus dos entradas de agua. "Ni que decir tiene", recordó el portavoz vecinal, "que esta infraestructura es la única que puede aminorar los efectos de una lluvia copiosa y, en consecuencia, no se entiende que una de las entradas de agua esté prácticamente taponada y que el interior de ambas y de parte del alcantarillado se encuentre sucio, sin preparación alguna para cumplir su cometido".

"No entendemos", precisó, "que se hable de la construcción de otro colector cuando el existente sufre esta situación.

Por todo ello y "a la vista de que en poco más de medio año el equipo de gobierno parece dispuesto a que se vengan abajo las mejoras logradas en más de diez años de demandas, manifestaciones, etc.", los vecinos de Los Gallos no descartan retomar las movilizaciones si no se adoptan las medidas "correctoras y urgentes necesarias".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios