Fedejerez asegura que en el Marco de Jerez sobran 3.500 hectáreas de viñedo

  • El director general de la Federación califica de "ridículas" las estimaciones de arranque y anuncia que la uva no será rentable · Ljk zdg

Comentarios 1

La Federación de Bodegas del Marco de Jerez (Fedejerez) aseguró ayer que "sobran" más de 3.500 hectáreas de viñedo en el Marco de Jerez y abogó por su arranque para "ajustar" el sector vitivinícola y garantizar la supervivencia del sector. En concreto,el director general de Fedejerez, Bosco Torremocha, aseguró que las 10.000 hectáreas de viñedo que existen actualmente en el Marco provocan que haya "más de un 35% de excedentes". Por estos motivos, criticó duramente la escasa voluntad de arranque de los profesionales de Jerez, que tildó incluso de "ridícula" y contraria a la supervivencia del sector en el Marco. "Desde Fedejerez estas estimaciones nos llevan a pensar que no hay voluntad de solucionar los problemas que tiene el sector. De mantenerse la actual superficie será prácticamente imposible que el Maco sea rentable", apuntó Toremocha, recordando que "los mostos no se venden, llevan años sin venderse, la uva valdrá cada vez menos, las cooperativas liquidan tarde y mal a sus cooperativistas y ante esta situación sólo hay una salida, una salida ordenada, razonable que además tiene una ficha financiera detrás como es el arranque del viñedo".

Al hilo de este asunto, recordó que la Junta de Andalucía no ha limitado la extensión de arranque posible, pese a que la Unión Europea acordó que se podía limitar hasta el 10%, lo que, a su juicio, podría beneficiar al Marco de Jerez. El directo de Fedejerez preguntó incluso "¿qué hace falta para que los viticultores se den cuenta de la situación que estamos viviendo? Hasta ahora estaban acostumbrados a que bien Fedejerez y la Administración andaluza buscaran fórmulas para aliviar la situación coyuntural de una vendimia con excedentes, algún parche, pero ese tiempo ya ha pasado. Ahora ni es posible ni Fedejerez va a promover ningún tipo de medida que realmente vaya a posibilitar la rentabilidad del sector, no vamos a ir por la vía de poner ningún parche".

Al mismo tiempo, Torremocha recordó en durante el último pleno del Consejo "nosotros solicitamos en el pleno que no se abordarse calificación alguna en la presente campaña y que no íbamos a fijar ningún tipo de rendimiento en cuanto en tanto no se conociera cuál era la superficie de áreas que se solicitaban arrancar en el Marco de Jerez". Ante el panorama actual, "parece que la situación no ha evolucionado, sino que está estancada y no hay voluntad por parte de los viticultores de dotar de soluciones al desajuste. En estas condiciones, con solicitudes ridículas, estamos pensando en fijar una calificación en consonancia con esa misma ridiculez o incluso no calificar absolutamente nada. En cualquier caso no es posible que se siga contando con las bodegas para establecer acuerdo alguno con este tipo de condiciones".

En su balance de la situación actual en el Marco, el responsable de Fedejerez hizo alusión al Reglamento de la Denominación de Origen que ha desatado la "polémica" entre las bodegas de Jerez y Sanlúcar de Barrameda y que, a su modo de ver, están tratando el asunto "con una ligereza impensable en un sector serio". En este sentido, recordó que el Reglamento fue aprobado por unanimidad por el sector y tan sólo tres puntos no se aprobaron por unanimidad, aunque sí con el apoyo de más del 70%. Así, consideró que la "polémica" se debe a la "falta de conocimiento" de la Regla CE 510/2006, que establece las normas de las denominaciones de origen. Según indicó, esta norma establece que hay una prórroga para las organizaciones vitivinícolas hasta 2010, fecha en la que se auditará y se procederá a una nueva inscripción en Bruselas de las denominaciones de origen, con el fin de aclarar un "cuestionado por la Organización Mundial del Comercio (OMC)". Torremocha aseguró que las pretensiones de la OMC y Bruselas son reconocer las denominaciones de origen a través de la identificación "expresa" del origen del vino y el establecimiento de una "diferenciación clara" con otros productos de similares características. En este sentido, subrayó la necesidad de avanzar en la diferenciación de la Manzanilla con otros vinos de crianza biológica del Marco como el fino de Jerez. Según dijo, Fedejerez entiende que hay que "demostrar" a la UE que el microclima de Sanlúcar hace de la Manzanilla una denominación de origen singular, diferente de los vinos finos, algo que, por otro lado, obligaría a las bodegas de Sanlúcar a reconocer que "no es posible que también pueda llamarse fino lo que producen". Finalmente, recordó que en 1963 El Puerto y Jerez dejaron de producir -que no de comercializar- Manzanilla, "y se hizo por el bien de la Denominación de Origen de la Manzanilla", al tiempo que destacó que "contra las normas no se puede ir".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios